Israel Rodríguez, revitalizar el vóley desde Unicaja

El receptor, que nunca cortó sus lazos con Almería tras hacerse nómada por las grandes ligas, se echará el equipo a la espalda

voleibol superliga unicaja Almeria
Cano e Isra Rodríguez sentados en la mesa justo antes de iniciar la presentación del receptor en su regreso a Almería

La complicidad de presentador y presentado quedó clara de entrada, con el guiño a la melena y la cinta para dominarla de cuando era un juvenil de Arahal: “He sido testigo de cómo siendo un chaval destacaba por encima de los demás y nos pintaba la cara al resto de los equipos”. Así lo contó Juan José Cano al tiempo que se refirió a que Israel Rodríguez es un gran deportista, felizmente dedicado al voleibol. El sevillano está de vuelta en España y se compromete a empujar para que “el vóley vuelva a su mejor época”. El receptor fue uno de los artífices de hacer a España campeona de Europa en 2007 y consideró que “es una pena que todas las federaciones de todos los deportes aprovechen eso para mejor pero no el voleibol, que viene decayendo”.

Por ello Israel Rodríguez repitió varias veces que “hay que hacer algo”, si bien no puede votar en las elecciones a la presidencia de la Federación Española porque no lleva dos años consecutivos en España. Así se lo comunicó el mismo Rafa Pascual, al que apoya de un modo incondicional. El caso es que ahora, tras diez temporadas, está de vuelta en su país en el mismo equipo que lo hizo grande y lo puso en el escaparate europeo: “He madurado, porque me fui muy joven y los años y los equipos en los que he estado me han dado esa tranquilidad y saber estar, algo que se nota dentro de la cancha”. Cierto es que jamás se fue del todo: “Siempre he seguido pegado al club y siguiendo muy de cerca al equipo”.

Tan es así que igual le sucede con Almería: “Desde que vine aquí es donde vivo”. Por ello esto supone un regreso a casa, espera que logrando reactivar “todo lo que rodeaba al vóley en aquel momento”. Había un gran equipo con “unos buenos jugadores y un buen cuerpo técnico”. Sencillamente, “esa es la época a la que hay que regresar”, lo tiene muy claro, y su rol en el nuevo Unicaja está más que aceptado: “Echarme el equipo a la espalda en los momentos más difíciles y ayudar en todo lo que pueda a los jóvenes”. Su valoración del equipo está condicionada a la ausencia hasta ahora de “cuatro jugadores que han estado con la selección”, pero sí ve “un grupo con gente joven que le pone ganas en los entrenos y mezcla de veteranía”.

Con tanto tiempo fuera su información sobre la Superliga no es muy precisa, pero sí sabe que “hay cuatro o cinco equipos que se han reforzado, Palma, Teruel, Ibiza, Soria… y va a ser complicado porque vendrán a Almería para ganarnos, y que supuestamente Unicaja es el equipo a batir”. Para Israel Rodríguez supone otro reto en su extensa carrera, ahora que tiene 35 años y ha sido 200 veces internacional: “Es muy emocionante recordar aquel momento en el que estuvo aquí por primera vez y espero que algún día se pueda repetir, pero todo pasa por hacer que el vóley vaya para arriba en general”. Se le reconoce, y así lo subrayó Cano, como “uno de los mejores jugadores españoles, siempre peleando por los títulos”. Rechazó “grandes ofertas para regresar a Unicaja”.

Los 30 años que cumple el club se guardan en la memoria de uno de sus primeros jugadores, todo con cariño y lleno de anécdotas: “En el ‘Supercinco’ de Moisés viajábamos siete jugadores, reflejo de lo que tiraba de nosotros”. Eran un grupo de “chavales muy jóvenes sin los medios que hay actualmente y dispuestos a hacer muchos esfuerzos y a sacar tiempo para poder entrenar a diario”. Cano puso el acento a la “armonía que había en el grupo”, compitiendo contra equipos “que eran superiores físicamente, pero las ganas y la ilusión, con el mucho esfuerzo hizo que ese grupo de chavales llegara a la meta de la División de Honor”. Es evidente “el orgullo por poner esa primera piedra con lo que fue una hazaña de la mano de Moisés Ruiz y maestros como Pedro Segura y Juan Antonio Barceló”.

Con el paso del tiempo, Juan José Cano ve aquello como “una pequeña piedra tras haber pasado por aquí grandes jugadores nacionales e internacionales para hacer al club el más grande de la historia de España”. Pero los pioneros son los protagonistas que merecen todo el reconocimiento por parte del Unicaja, algo que agradece Cano “tanto al club como a su presidente Ramón Sedeño” por la oportunidad de presentar a un gran jugador “con una brillante trayectoria por las grandes ligas”. No le cabe la menor duda de que Israel Rodríguez “va a aportar no solo en los partidos sino también en los entrenamientos”, y tras haber hecho “a un Unicaja muy grande puede ensancharlo aún más con sus 195 centímetros de ambición”. Con los verdes ganó en su primera etapa tres Supercopas, dos Copas del Rey y dos Superligas, más cuatro Copas de Andalucía. Se ficha a un jugador importante del mundo del voleibol puesto de largo en las modélicas instalaciones del Ah! Avenida Hotel de la capital.

Deja tu opinión