La Junta Directiva de Unión Rugby Almería queda engranada definitivamente y tiene objetivos claros

Repartidas las funciones entre varias decenas de nombres propios y cautela ante el reinicio de obras en el Juan Rojas

union rugby almeria
Luis Martínez, un veterano de Lomos Plateados, y Quisquilla, medio melé del primer equipo, con dos jugadores del Inclusión

La Junta Directiva de Unión Rugby Almería no deja espacio para vacaciones estivales, puesto que ha cumplido con su reunión mensual también en agosto, buscando avanzar en cada una de las áreas en las que recientemente ha quedado dividido el club. Los objetivos en el plano deportivo están fijados y son muy claros, como parte más visible de un proyecto que quiere ser grande y de todos. Estos son participar en competición federada con todas las categorías, mejorar la clasificación del primer equipo la pasada temporada, o lo que es lo mismo, ganar al menos diez partidos de los 22 del curso siendo al menos dos de ellos a domicilio, y ello trabajando con un grupo de 40 o 50 jugadores.

En temas de organización, las áreas de trabajo, que son diez, deberán estar ya cubiertas por personas capacitadas y comprometidas en al menos el 90%, y también en el plano de ese patrimonio humano se dispondrá de dos técnicos en todas las secciones y al menos de un delegado en cada una de las áreas deportivas: Iniciación o Escuela –desde U6 hasta U14-, Formación o Academia –desde U16 hasta Senior Promoción-, y Rendimiento –Senior de competición-. Toda esta estructura se deberá ir aplicando paulatinamente en todos los clubes filiales de URA, que evidentemente tendrán que articular el cobro de sus cuotas correspondientes y ‘devolverlas’ en monitores y docentes bien preparados.

En cuanto a Desarrollo, básico resulta la triple acción de facilitar, fomentar y potenciar la participación en las ligas provinciales, como son los casos de la Federada Senior por un lado y del Circuito Provincial Sub14 por otro, que se mantendría en 4 jornadas, mientras que el Circuito Provincial Sub18 pasaría de 4 a 5. El nuevo reto es montar un Campeonato Provincial Femenino de Rugby 7, para lo que se necesitará ayuda. Como no podía ser de otro modo, se prestará asesoramiento para que existan ligas municipales y salgan bien. Esto será posible si se consigue una eficaz promoción de los clubes filiales en sus respectivos municipios, sobre lo que se trabajará y se garantizarán recursos.

Estos dos últimos son objetivos promocionales, también muy significativos al suponer una apuesta de crecimiento, como innegociables son los objetivos formativos. En ese bloque se proponen cursos de monitor para los filiales que lo soliciten, así como charlas sobre arbitraje, clinic mensual para entrenadores con sede itinerante, yendo más allá en julio al traer la escuela de entrenadores para impartir los niveles I y II con un mínimo de 30 alumnos, y volver de nuevo a presentar un curso de iniciación al rugby en el CEP para que los profesores impartan este deporte en sus respectivos centros, lo que iría apoyado con la opción de que los grupos que surjan puedan participar en competición local.

El paso al frente de los distintos responsables de área viene a cumplir con la petición de “esfuerzo” realizada por Miguel Palanca, el presidente de un Unión Rugby Almería cada vez más profesionalizado y mejor estructurado. Para él hay pilares básicos sobre los que cimentar este salto exponencial después de todo lo caminado anteriormente: “Respeto, transparencia, trabajo en equipo, lealtad, amistad y rugby”. Mes a mes se irán analizando los pasos dados y los resultados obtenidos en los ámbitos social, muy importante para el club, así como deportivo, que cuenta con un organigrama de más de 50 integrantes. El Plan de Promoción ya está diseñado y el de Formación se está cerrando.

Juan Rojas

Todo esto coincide con dos hechos cruciales para la historia del club, como son la histórica creación del primer equipo andaluz de rugby inclusivo y el reinicio de las obras del Juan Rojas, que de nuevo ponen otro horizonte. Además, si bien la captación de socios es permanente y muy ‘personal’, se va a insistir con el lanzamiento de una campaña potente y rotunda que recuerde las muchas ventajas que reporta hacerse socio de URA, “además de la gran satisfacción personal que hace sentir y que no tiene precio”. Así lo expresa Miguel Palanca, que ha querido hacer un punto y aparte respecto al Juan Rojas: “Empezamos una nueva temporada en División de Honor B sin instalaciones suficientes”.

De entrada, el primer equipo ya comienza en desventaja respecto a los rivales de su grupo: “Competimos en la segunda máxima categoría nacional y no hay manera de hacer una pretemporada digna, lo que ya nos ha pasado factura otros años, así que nos toca estudiar cómo lo arreglamos este año”. No solo es el senior, sino una gran parte de las demás fichas de las otras categorías del club: “A mediados de septiembre tendremos que ubicar a más de 350 personas entre niños y mayores, masculino y femenino, sin posibilidad de realizar sus entrenamientos”. Palanca revierte la situación: “Son las faltas de respeto que continuamente sufrimos las que nos hacen dejarnos la vida en este proyecto”.

El presidente insiste en el fondo de la cuestión: “El nuestro es un proyecto social, educacional y transversal que gira en torno al respeto, nuestros pilares son la igualdad de género, los niños y la inclusión, y no vamos a aceptar presiones ni risas de absolutamente nadie; ¡respeten, señores, que es gratis, nosotros no tenemos el copyright del respeto y lo pueden usar!”. Encima, están los méritos: “Primer equipo andaluz de rugby inclusivo y único club de toda la provincia que hace inclusión totalmente gratuita; pienso que el Ayuntamiento debería de darle más visibilidad a URA Clan, porque Almería es la única que tiene algo así, debería publicitarlo mucho más”.

Para finalizar, Miguel Palanca prefiere quedarse con la cautela, pero apoyado en las convicciones que mueven a URA: “Nos vamos a dejar la vida en un proyecto en el que como padres creemos, y tendremos lealtad y paciencia con el Ayuntamiento; tendremos la paciencia suficiente como para que algún día podamos planificar pretemporada como cualquier equipo normal, y seguiremos demostrando cómo se hacen las cosas desde el respeto, la educación de los niños y la colaboración con la sociedad frente a los problemas de conducta, la neurodiversidad y la vulnerabilidad social; tenemos el apoyo municipal y lo agradecemos con lealtad y paciencia, además de exigencia”.

Deja tu opinión