Diferencias entre correr en cinta y correr en la calle

Llega el buen tiempo y el personal trainer recomienda salir del gimnasio para hacer los entrenamientos aeróbicos de carrera

salud fitness
La carrera continua en la calle aporta unos beneficios mayores y se puede hacer además en grupo como reto compartido

Cuando llega el invierno nos viciamos a correr en el gimnasio en vez de correr en la calle, siendo el frío y el mal tiempo los principales causantes de que corramos en cinta en vez de al aire libre.

En este artículo vamos a hablar de las diferencias entre una modalidad y otra de carrera continua, y también os contaré las ventajas de correr en la calle, ya que se acerca el buen tiempo y nos animaremos más a probar mejor en el exterior.

  • La técnica de carrera: Cambia en la cinta y en la calle. Cuando corremos en la cinta reduce el trabajo del isquiosural, hace que tenga mucha menos repercusión que en la calle, ya que cuando corremos en la calle tenemos que hacer un esfuerzo para impulsarnos y en la cinta, esta misma lleva el pie hacia atrás mientras corremos, y las zancadas son un poco más cortas.
  • Impacto articular: Cuando corremos en cintas sí es verdad que reducimos el impacto articular en relación a correr por el asfalto. Pero en la calle si queremos menos impacto podemos buscar caminos de tierra, césped… El que en la cinta tengamos menor impacto no quiere decir que vayamos a tener menos lesiones, deberemos de correr con pisada a medio pie en vez de taloneando, ya que taloneando producimos un movimiento de cizalla en el tobillo porque la cinta avanza hacia atrás.
  • El gasto energético: El gasto energético que tendremos en la cinta va a ser menor. No contamos con la resistencia que nos ofrece el viento, no estamos utilizando casi nada el isquiosural y consumiremos menos oxígeno a la misma velocidad.

Ventajas de correr en la calle

Cuando corremos por la calle (a mi gusto, mejor) podemos encontrarnos con múltiples ventajas que os voy a nombrar y a mi juicio pueden ser estas cuatro:

  1. Ver el paisaje: cuando entrenas en cinta entras en una monotonía viendo siempre la misma gente, el mismo entorno, sin embargo si corres al aire libre ves otros paisajes y el tiempo de carrera puede perdurar mucho más.
  2. No hay que esperar a que termine nadie. Principal ventaja, ya que muchas veces se elimina el cardio por no esperar a que se quede libre la cinta.
  3. Conoces otros paisajes o senderos.
  4. Correr en las mismas condiciones y ruta que en la carrera. Si eres corredor popular te vendrá bien correr por la calle, ya que podrás practicar la ruta de la carrera, entrenar a la temperatura y horario de la prueba, entrenar en los desniveles…

En resumen, creo que las múltiples ventajas de correr por la calle son suficientes para que comencemos a correr al aire libre.

Deja tu opinión