Vóley en el pabellón y fútbol en el transistor

Piero Molducci invita al ‘calor’ del Moisés Ruiz en el partido ante Ibiza ante la coincidencia de horario con la UD Almería

superliga masculina de voleibol
Piero e Ignacio posan en la pista del Moisés Ruiz con una camiseta de Ibiza, la vestida por el colocador el año pasado

El calendario de la Superliga está establecido íntegro desde antes de que se inicie la competición, pero no sucede lo mismo con los planteamientos de la LFP, que no tiene en cuenta otros eventos deportivos en la misma ciudad antes de fijar horarios en cada jornada. Por ello coinciden en día y hora UD Almería y Unicaja Almería, que además comparten muchos aficionados. Ante esta doble cita este próximo sábado, Piero Molducci ha tirado de tono jocoso para convencer a la hinchada para que elija el Moisés Ruiz: “A mucha gente le gusta el voleibol y el fútbol, la afición que tenemos es buena, a mí me gusta mucho, es un hombre más en pista, y espero que, con el frío que hace fuera, elija el pabellón”.

Entre bromas, el italiano piensa que “ahí puede estar la llave para llamar, que está a cubierto, con calor, mucho mejor, además de que la tecnología te permite todo, estar aquí y ver el partido de fútbol en el móvil también”. Acompañado en la puesta de largo del partido ante Ushuaïa Ibiza Voley por Ignacio Sánchez, el colocador se suma al tono distendido: “Aquí vais a estar más ‘calenticos’; entiendo a la gente a la que le gusta el fútbol, pero el que quiera disfrutar del vóley, que venga, y quien no que, que venga también y que vea por el móvil el fútbol –risas-; ya en serio, que cada uno haga lo que quiera, no pasa nada”. Lo que sí está claro es que este sábado el espectáculo está servido en el recinto blanquiverde.

De hecho, visita la cancha almeriense un adversario muy duro, analizado por el técnico italiano: “Es un equipo bueno, con dos jugadores nuevos ahora, Salerno y Oliveira, y es mucho mejor que cuando jugamos allí en la primera vuelta”. Eso sí, le gusta la semana de Unicaja: “La sensación es bastante buena porque estamos recuperando un poco a la gente que estaba lesionada tras tener problemas en la semana pasada en Canarias –faltaba Borja y Almansa tenía problema físico-; ahora estamos empezando otra vez a jugar como equipo, más que antes”. En ese sentido, cabe lectura positiva de lo ocurrido: “Cuando tú estás abajo 2-0 es muy complicado ganar el partido, pero finalmente lo conseguimos”.

Entre las claves puestas sobre la mesa, la aportación de Castellano: “Hizo buen partido y es importante que se haya incorporado rápido; ha jugado bien, y no solo por él, la sensación de Canarias es finalmente buena porque hemos ganado con mérito ante un equipo que ha jugado muy bien; Canarias en casa ha ganado 3-0 con Barcelona y Soria, es un equipo fuerte como local, y nosotros al final hemos jugado un buen partido”. Espera la misma batalla por parte de los ibicencos: “Se conoce a varios jugadores que han estado aquí, Salerno y Arabisen, que hay veces que juega y veces que no, tiene un buen colocador brasileño –Putini-, juega muchísimo al centro, está Sugrañes, que estuvo aquí hace tiempo…”.

Pero las opciones por punta también las tiene bien cubiertas: “El opuesto cambia muchas veces –Biliato o Borges-“. Pero confía en su equipo: “Hay que jugar bien y se le puede ganar”. Se refiere sobre todo el italiano a las bajas ‘de nunca acabar’: “Este año hemos tenido bastante problema físico aparte de Israel, empezando ahora de nuevo, porque hemos tenido a Borja, que también esta empezando ahora, con Almansa… cuando un equipo tiene problemas así es más complicado entrenar, pero esperamos incorporar a todos y que se pueda entrenar mejor; esta es la cosa que me gusta más, porque hemos hecho semanas con ocho jugadores, y dos centrales, con problemas”. Es una cuestión, evidentemente, impredecible.

En cuanto a Ignacio Sánchez, que es de los que se ha mantendio ‘sano’, vivirá la cita de un modo especial, pero a lo suyo: “Al igual que a Soria, a Ibiza también le tengo un cariño especial por el hecho de que me han tratado muy bien y he estado muy a gusto, no he tenido ningún problema y he aprendido mucho de la gente de ambos clubes; Ibiza lo tengo un poco más reciente y tengo muchas ganas de jugar contra ellos, con cariño, pero a la hora de jugar hago mi trabajo y el cariño se me va rápido”. Sabía que saldría un buen proyecto pitiuso: “Estuve en contacto con ellos todo el verano, tienen buena base, es un club al que cualquier jugador le gusta ir, y sabía iban a sacar un equipo competitivo como mínimo, y así ha sido”.

Por lo tanto, y con conocimiento de causa, hay que salir muy concentrados este sábado: “Tenemos que apretar los dientes si queremos ganar”. En cuanto a las cartas, boca arriba: “Ha cambiado el colocador, pero el resto son jugadores que los hemos visto en otros equipos otros años y sabemos cada uno para dónde tira, porque nos conocemos todos”. Así las cosas se espera un escenario como ante Soria: “No da nada por perdido y tenemos que hacer nuestro juego si queremos ganar, que se puede hacer perfectamente, pero salir concentrado y con el objetivo claro de hacer nuestro juego”. El “abanico de candidatos esta año se ve ampliado, pero entre los tres primeros hay más igualdad”.

La Copa se acerca, y se nota en todo, también en el trabajo que se ha realizado de cara a ella: “Nos queda una semana para empezar a descargar físicamente, y lo hablamos entre nosotros, cada vez nos sentimos más sueltos”. Ibiza también habrá realizado entrenamientos específicos, pero a Ignacio no le interesa: “Vamos a lo nuestro y no me importa como está Ibiza físicamente, tenemos el objetivo de la Copa después de la otra isla y ya está”. De islas va el presente ahorrador, y en Canarias hubo mucho bueno: “En el primer set no jugamos a nada y ellos en su casa jugaron muy bien; fuimos poco a poco encontrando nuestro juego, y el lado positivo fue que nos dimos por vencidos, ninguno tiró la toalla, jugamos juntos, y estamos cada vez mejor y más unidos”.

Deja tu opinión