Nace andando la ‘Fundación URA Clan’ tras cinco años de gestación y trabajo por una Almería mejor

Cuarenta socios fundadores aportan el capital social para constituirla, Petit será el gerente y Lamarca le entrega una sede

rugby inclusivo almeria
Participantes en la presentación, muchos de ellos socios fundadores, una vez finalizado el acto

Primero el contenido y después el continente, orden correcto cuando el interés único es aportar a la sociedad lo que le hace falta para ser mejor. El trabajo de URA Clan, ampliamente reconocido, ahora tiene un ‘techo’ y otras perspectivas mayores tras haber llegado a un punto en el que le resultaba complicado seguir creciendo. Desde este viernes, día en el que se completaron las firmas ante el notario de cuatro decenas de familias que han aportado su dinero particular, la Fundación URA Clan es un sueño hecho realidad. De este modo, ha tardado un poco más, pero nace sin ser de nadie y siendo de todos, y habiendo tenido el tiempo suficiente para asentarse sobre la experiencia y dar cobertura a más de 200 niños y mayores con neurodiversidad.

Durante un acto sencillo y emotivo realizado en Lamarca San Francisco, y que tuvo la grata sorpresa para todos los presentes de que esa va a ser su sede, Miguel Palanca, presidente de Unión Rugby Almería, hizo un recorrido por los agradecimientos a las instituciones, pero sin abandonar el tono reivindicativo que sigue siendo necesario: “Hemos demostrado que sabemos hacer las cosas bien y a partir de mañana tocaremos muchas puertas para seguir trabajando”. Rememoró los hitos que han marcado la historia del club hasta llegar a este momento histórico, con inicio el 1 septiembre de 2013, “la idea de la Fundación nace con el nacimiento de URA”, el ascenso a División de Honor B para darle más visibilidad al proyecto, y el primer entrenamiento de URA Clan, primero de rugby incluso que se hizo en Andalucía en octubre de 2016.

Desde ese momento el crecimiento ha sido imparable, constatando que se vino a cubrir un hueco que ningún club de ningún deporte ocupaba, “con el sumun de la inclusión en mayo de 2017 al participar tres jugadores de URA Clan en los entrenos de la Escuela de Rugby Costa de Almería”. Esta aventura ha sido vista y valorada en los ámbitos nacional e internacional, siendo una delegación invitada en el Mundial de Rugby Inclusivo de Vitoria y con José María Pertíñez, director de URA Clan, elegido recientemente por la Federación Española como uno de sus cuatro representantes en el proyecto MIXAR, en Reino Unido. Es el momento justo: “Después de demostrar que existe una realidad, presentamos la Fundación URA Clan como un proyecto madurado y de amplia participación social, no a golpe de talonario y sí con las aportaciones de quienes representan todos los perfiles de la sociedad almeriense, no a golpe de talonario”.

Miguel Palanca, que advirtió de que “la idea es ser un referente, con humildad pero con firmeza, ilusión y alegría, con responsabilidad y sobre todo trabajo en equipo, gracias a un deporte que rompe todas las barreras”, anunció a Juan Antonio Petit como gerente de la fundación dentro de “un equipo titular con 9 personas que representan tres perfiles en el patronato, social, rugbier y técnico, y se tiene además el mejor banquillo posible”. Petit agradeció la confianza de la que es depositario y confirmó lo que ya se conoce de él: “Solo puedo asegurar poner todo lo que esté en mi mano para que el sueño que hoy comenzamos pueda llegar a convertirse en la realidad que con tanta ilusión deseamos”. Eso será posible “trabajando y empujando en equipo, apoyándose en el compañero e invito a todos a colaborar en el proyecto; las puertas están abiertas”.

Casa propia

El presidente de URA también cedió la palabra al empresario Antonio Lorente, anfitrión del acto en su local de Lamarca San Francisco y que sorprendió con la simbólica entrega de llaves a Palanca para después anunciar que lo cede para que sea la sede tanto de la Fundación como del club, restándose mérito pese a dar ejemplo al resto del tejido empresarial: “En realidad es el resumen de una forma de pensar de gran parte de nuestra sociedad; pienso que el rugby puede ser ese gran angular que todos llevamos dentro de nosotros y que necesitamos sacar, pero no tenemos la fórmula para poder desarrollarla”. En esa línea, lució generosidad: “Lamarca sencillamente aporta lo que puede y lo que cree que es interesante para URA, como es una sede, un medio para que pueda desarrollar acciones y generar ingresos, que además pueda el gestor de un gran proyecto que aporte a las familias de Almería todo un lugar inclusivo”.

Entre el aplauso espontáneo arrancado por su gesto, rostros de ilusión al poder contemplar ya la realidad de tener base de operaciones y lugar de encuentro. Una de las primeras ideas surgidas a partir de ese anuncio de Antonio Lorente, que llamó a sumarse a otros empresarios, es crear una ludoteca inclusiva con monitores especializados, en la que niños con neurodiversidad tengan un lugar de ocio. De nuevo se abre camino dando respuesta necesidades a las que nadie había prestado atención hasta el momento. Además, se trabaja ya en dinamizar el espacio, dotándolo de contenido con un programa de actividades.

Deja tu opinión