Visita de trabajo de Ignacio Sánchez a Ibiza

El colocador de Unicaja Almería vivirá una vuelta a la isla pitiusa metido en su papel profesional buscando la victoria

superliga masculina de voleibol
Gesto de confianza del colocador almeriense al otro lado de la red durante un entrenamiento de Unicaja Almería

Estuvo un año, pero dejó huella. Es lo normal que suele suceder con un jugador que además de ser extraordinario en la pista, es capaz de llegarle al corazón de la gente. Sucedió igual la temporada anterior a su estancia pitiusa cuando en Soria puso el listón muy alto. Con él, los castellanos jugaron la semifinal de la Superliga y con él los pitiusos por poco se meten en la final, en ambas ocasiones ante el mismo rival, ante Unicaja Almería. Ignacio Sánchez se prepara para otro momento emotivo desde los ojos de un profesional: “La vuelta a Ibiza la vivo igual que viví mi vuelta a Soria, con muchas ganas, con ganas de ver a la gente que dejé allí, porque aunque no sean parte de mi equipo, forman parte de mí también”.

Eso sí, por si acaso hiciera falta, introduce el matiz: “Eso no quita que vaya a ganarles, yo los quiero mucho, pero voy a hacer mi trabajo y a intentar ganar el partido, como todos los de fuera de casa, uno más”. Además, se parecen poco su Ushuaïa y el de esta temporada: “El equipo que hay ahora no tiene nada que ver con el que había el año pasado, y si digo la verdad, no sé cómo están entrenando ni cómo están jugando; nosotros todavía no hemos visto nada de su juego, esta semana tenemos dos sesiones de vídeo y analizaremos su sistema de juego, pero por los jugadores que hay, que esos sí los conozco, no tiene nada que ver el equipo de ambas temporadas, así que no sé qué nos encontraremos allí”.

De lo que no le cabe ninguna duda al colocador almeriense es que más allá de las acciones dirigidas por Macelo De Stefano, lo que queda siempre es la garra: “Ellos son un equipo muy peleón, muy defensor, muy guerrero, y seguro que va a ser un partido difícil, no va a ser nada fácil porque ellos allí se van a crecer e intentar hacer todo lo que puedan para ganar”. Fue su casa, y estuvo feliz, pero ahora está en su ciudad, en sus orígenes y con su ambición de siempre: “Estoy muy contento con la decisión que he tomado; sabía que este año íbamos a tener un equipo muy competitivo y a optar a todos los títulos, y por eso he venido, para trabajar duro y para seguir optando a todos los títulos, como lo han hecho todos los años”.

Ignacio Sánchez será fundamental para ello tras sus dos años en Soria e Ibiza, y es incluso mejor jugador porque hace mejores a los demás: “El año pasado, Raúl Muñoz era un pieza clave en el equipo, al igual que el resto de los jugadores, pero él era el que al final de set tenía que hacer los puntos, pero ahora tengo varios jugadores que están capacitados en Unicaja”. Existe química: “Con Almansa en especial tengo esa coordinación, porque llevamos desde los 16 años juntos en la Permanente, aunque hayamos estado en algunos momentos separados, pero siempre hemos estado unidos, y con con Borja me pasa lo mismo, solo con escuchar su voz sé dónde tengo que tirarla, sin verlos, simplemente ‘allí’”.

Exhibición tras exhibición, ante el ACE Gran Canaria hubo una más del colocador tras una semana complicada: “Se está haciendo difícil porque no estamos entrenando 12 jugadores, pero siempre se busca la manera de que eso no sea una excusa y entrenar lo mejor que se pueda”. Los recursos, cuando hay calidad, se encuentran: “En ese partido Almansa tuvo que afrontar la posición de opuesto, que normalmente no lo viene haciendo porque está siendo receptor, aunque ya ganamos una liga con él de opuesto, y evidentemente no está la coordinación como con Thiago, pero para estas situaciones ahí está el capitán, que se como lo que sea”. Su sociedad fue mortal de necesidad para Vecindario.

En todo caso, también cuenta el peso de la camiseta: “Son partidos difíciles de jugar porque sabes que el rival está dubitativo, ni ellos mismos creen que pueden ganarte, entonces sin quererlo te relajas y eso no es bueno, no puedes estar así porque si ellos en algún momento aprietan, pueden que te ganen algún set, y si eso es así, pueden entrarnos dudas a nosotros”. Por eso, cree que se hizo bien: “Lo hicimos bien, con la tranquilidad de que sabíamos que iba a ser nuestro, y en los momentos importantes, que veníamos que estamos ahí ahí, apretamos para decir ‘aquí está Unicaja y lo siento pero se ha acabado Vecindario’”. Fue una dura prueba tras la vivida en Soria, superada satisfactoriamente.

De hecho, Sánchez valora el partido de Los Pajaritos muy altamente: “Un partido bastante más complicado, nos plantaron cara y creo que fue nuestro mejor partido como equipo, jugamos muy bien y aunque perdimos un set eso no está de más, porque nos sirve para saber que nos pueden ganar”. En Ibiza, misma cosa: “Es otro equipo que opta a pelear y a ganar a los grandes y nos va a venir muy bien para afrontar lo que nos queda, los ‘gigantes’ o como se quiera decir”. Los papeles se están repartiendo: “Poco a poco se van alineando las seis primeras posiciones, todos los partidos son importantes pero sí es verdad que nos quedan Palma y Teruel aquí en casa y ya creo que estamos muy bien preparados”.

Deja tu opinión