Conducir en la Superliga ya no es extraño para Javi Alemán a sus 20 años justos y se regaló un punto

El colocador de Unicaja Almería debutó en el cuarto partido del curso frente al Barcelona horas antes de su cumpleaños

voleibol unicaja almeria superliga
Javi Alemán toca de antebrazos en un entrenamiento reciente de Unicaja Almería en el Moisés Ruiz

Aquel niño comenzó a jugar al vóley hace ya mucho tiempo, pese a su corta edad, y soñó en cientos de ocasiones con llegar a la máxima categoría. Lo que no se imaginó jamás es que el sueño se haría realidad justo en su cambio de década, en el paso de los ‘diecis’ a la veintena. Era sábado, día 5 de noviembre, y pocas horas más tarde, el domingo día 6, cumpliría 20 años. Piero Molducci se giró y estiró su dedo hacia el dorsal número 1 de Unicaja Almería. Se trató de un gesto que jamás se le borrará de la memoria, porque sencillamente lo que señalaba de verdad era que llegaba su gran momento.

Javier Alemán es un tipo listo e intuitivo, al que el estómago ya se le llenó de mariposas un rato antes: “Estaba nervioso diez puntos atrás ya, porque viendo que estábamos cogiendo ventaja empecé a calentar; pensé que realmente ese iba a ser el partido en el que iba a tener la primera oportunidad de participar”. Previsor, estaba listo para ser reclamado por Molducci y se cumplió su pronóstico en el punto 20: “Cuando se gira y te señala le preguntas si tú o el de al lado, y cuando sabes que eres tú… fui corriendo a por la tablilla y claro que me puse nervioso”.

Para el italiano es importante “que los jóvenes vayan cogiendo minutos”, tal y como afirmó tras el partido: “Siempre que puedo juegan todos”. Además, la coincidencia propició que le hiciera el mejor regalo de cumpleaños a Javi Alemán, que no pudo ocultar su felicidad luciendo una enorme sonrisa: “Estoy muy contento porque aunque en pretemporada he jugado algo, ahora es cuando he debutado en la máxima categoría”. Encima, lo pudo hacer en casa: “Más feliz por hacerlo en casa, delante de mi gente, mis primeros cinco puntillos, que los agradezco muchísimo”.

De hecho, pese a parecer pocos Alemán los supo disfrutar intensamente: “Son un bonito recuerdo en un fin de semana especial para mi”. Además, se regaló a si mismo por el cumpleaños algo que define como anecdótico: “Encima hubo la anécdota de que hice el primer punto al entrar, y eso que yo siempre he tenido un poco atravesado el tema de fintar y de puntuar”. Lo define como persona y jugador que insiste en la expresión “anecdótico”, porque piensa más en el equipo que en si mismo. Pese a ello, es extraordinario que su primer balón en Superliga, su primer toque, sumara un punto para Unicaja.

Puede que sea una premonición, porque a nadie le cabe duda de que su futuro en el club ahorrador será espléndido. Lo principal lo tiene, y el empujón se le da día a día a través de un fenómeno como Io de Amo: “Es complicadísimo entrar en rotación pero agradezco muchísimo estar con él porque además de lo bueno que es, me aporta mucho en los entrenamientos, está muy encima de mi, me corrige muchas cosas y eso es fundamental para llegar a ser algo algún día en el mundo del voleibol”. Por lo dicho antes, por ser inteligente, es seguro que va a saber aprovechar esta situación para crecer.

De hecho, Alemán entiende que “teniendo una persona tan buena te obliga a trabajar mucho para intentar superarte e ir cogiendo algo de puntos durante los partidos”. No le sorprende el alto nivel de Miguel Ángel de Amo, ya que es el que sabía más todo lo que ha evolucionado en los últimos meses: “El año pasado obviamente venía a ver a Unicaja y a ‘Io’, y este año es una pasada cómo está, trabajando todo el verano y eso se nota mucho, por el muchísimo rodaje”. Siguió el estilo cuando saltó a cancha y acabó el partido buscando a Borja Ruiz: “Teniendo los centrales que tenemos, de esa categoría, como Borja, que es un caballo, con una bola fácil no hay que pensárselo porque sabes que va a cerrar con facilidad”.

La escuela está servida y a Javier Alemán le crece la motivación día tras día, más aún tras sentirse partícipe en ‘fuego real’ en máxima categoría: “El debut es un inicio que me motiva a seguir trabajando duro, y que en Cáceres en vez de cinco que sean diez puntillos”. Se come la semana, muy enchufado, y piensa en un rival que “no ha tenido buen arranque porque los fichajes no se han adaptado todavía al equipo”. Parece “a priori fácil, pero queda mucha liga y no se sabe”. El viaje no asusta, porque “tras el palizón de Santander todo lo demás parece poco”. El caso es disfrutar de una Superliga “más bonita que otros años, con Ibiza bien reforzado, como con el almeriense Ignacio Sánchez, y cumpliendo las expectativas”.

Ese será el siguiente choque en casa, para el que espera otro ambientazo: “Están arriba con nosotros y será un partido bonito, en el que la gente tiene que venir a animar, como contra Palma, porque se van a divertir”. Entre los que siempre están en la grada, sus padres, de los que se acuerda, junto con Cosme Prenafeta, por su debut: “Más que dedicatoria es pensar en todo lo que me ha rodeado; al acabar me senté tan contento en el banquillo con mis cinco puntos en cancha y pensé en Cosme, que siempre me aconseja, en mis padres, que siempre me han acompañado a todos los campeonatos… es eso más, que algo concreto”.

Deja tu opinión