El gran año de la tenista almeriense Eva Guerrero

La joven desportista empezó el año en el puesto número 18 del ranking absoluto nacional, como la mejor júnior de España

Eva Guerrero se encuentra ya preparando la temporada que para ella arrancará el 20 de febrero en el ITF Women Palmanova

Eva Guerrero empezó el año como 18ª en el ranking absoluto nacional que encabeza Garbiñe Muguruza, es la mejor tenista española del momento en edad júnior y una de las treinta mejores del mundo en esta categoría, además de seguir escalando en el ranking WTA absoluto. La tenista, que en este 2017 alcanzará la mayoría de edad, está llamada a ser una de las referencias del tenis femenino español en los próximos años, quizás junto a la propia Muguruza u otras como Sara Sorribes o, incluso, por qué no, otras dos almerienses como Paola Expósito o Silvia Vargas.

Eva Guerrero se encuentra ya preparando la temporada que para ella arrancará el próximo 20 de febrero en el ITF Women Palmanova I que se disputará sobre la arcilla de la academia de tenis de Guillermo Vilas en Palmanova (Mallorca), después de un 2016 en el que saboreó sus dos primeros títulos profesionales en Knokke (Bélgica) y Valladolid, lo que le valió para escalar casi 400 posiciones en el ranking WTA, pero un año también en el que las lesiones le hicieron mella y le han obligado a empezar casi desde cero.

“Al final fue un buen año”, comenta Eva, aunque “lo pasé bastante mal porque tuve un par de lesiones bastante largas y solo pude jugar media temporada”. “Lo que pude hacer lo saqué bastante bien”, ganando sus dos primeros torneos profesionales. Ahora, 2017 es “un año bastante importante para mi carrera porque es mi último año de júnior” y en él su calendario va a girar en torno a “torneos profesionales junto a ITF júniores”, centrándose “sobre todo” en los primeros.

“Mi objetivo este año es jugar todos los Grand Slam júniores, hacer un buen resultado y conseguir un buen ranking WTA”, apunta Eva, que afirma estar “contenta” con su clasificación actual y para quien “sí me gustaría entrar en el top ten mundial júnior”, aunque “no es tan importante” y sí lo es seguir progresando en el ranking absoluto, donde le “encantaría llegar al 300”.

La pretemporada para Eva está siendo “bastante dura” ya que 2016 fue “el año más difícil porque tuve que empezar de nuevo todo físicamente”, algo que “al principio me ha costado bastante” pero que ya va “bastante bien, me estoy esforzando mucho y está yendo bastante bien”.

Eva Guerrero afrontará a finales de febrero dos torneos consecutivos en Palmanova, donde el año pasado, ya alcanzó las semifinales. Será la reaparición de la tenista almeriense dentro de un circuito profesional en el que quiere seguir escalando y haciéndose un nombre entre las mejores del mundo.

Deja tu opinión