500 solidarios corren por los niños de Siyakula

El dinero recaudado se destinará al proyecto humanitario que está desarrollando el colegio Internacional Sek Alborán

Los participantes en la línea de salida en el Paseo Marítimo de la Playa de Poniente de Almerimar junto al Victor Center

La I Carrera Run for Siyakula se ha celebrado con éxito de participación en el núcleo costero de Almerimar. Una actividad deportiva con la que los ejidenses han vuelto a mostrar su grado de compromiso con este país sudafricano, así como con este proyecto humanitario que, desde hace cinco años, está desarrollando el colegio Internacional Sek Alborán de Almerimar.

Y es que El Ejido no ha defraudado al salir a correr por los niños sudafricanos de Siyakula, siendo casi un total de 500 los que se han inscritos en las distintas modalidades puestas en marcha; carreras infantiles, ruta saludable de 3 kilómetros y la carrera estrella con un circuito de 7 kilómetros. Todos ellos, han tenido como escenario el entorno del Paseo Marítimo de la Playa de Poniente, estando fijado el arco de salida y meta justo en frente del Centro Deportivo del Víctor Fernández. De hecho, el bicampeón del mundo de windsurf, que está pasando unos días en el municipio, ha apoyado la carrera estando presente en ella y animando a los corredores que han decidido completar el recorrido.

El centro educativo ha conseguido cumplir sus expectativas con la I Carrera Run for Siyakula, ya que han logrado un buen nivel de participación y recaudación de fondos que, en pocos meses, llevarán al colegio sudafricano una expedición de profesores y alumnos del SEK que viajará a Siyakula para seguir adelante con este proyecto que, liderado por la profesora de inglés Caroline Sánchez, lleva cinco años de andadura para conseguir financiación para dotar de mejores equipamientos e infraestructuras a la Escuela Qolweni.

De hecho, esta acción se suma a otras que se han llevado a cabo en el municipio ejidense, cuyas aportaciones solidarias han servido para arreglar las goteras de los tejados, acondicionar cerramientos y aseos, y ceder portátiles, cunas o material escolar, entre otros. Con este proyecto, como bien dijo el alcalde Francisco Góngora, “se está dando nuevas oportunidades a los niños de Sudáfrica haciendo posible que estos cuenten con más recursos para su educación, siendo ésta un pilar fundamental de cara a esa transformación urgente que precisa para lograr dar nuevos pasos, para garantizar el acceso a esa sociedad del bienestar a la que todos tenemos derecho, independientemente de la zona demográfica en la que nos haya tocado nacer”.

Deja tu opinión