Imponente remontada y factor cancha revertido

Unicaja Almería se rehace tras ver cómo se le escapan buenas ventajas los dos primeros sets y golpea primero

superliga masculina de voleibol semifinales
Celebración en el vestuario por parte del plantel ahorrador tras revertir el factor cancha a su favor

Más que el factor de la pista que decidirá la serie, que ahora puede ser el Moisés Ruiz, se puede hablar del factor psicológico. Fuerte mentalmente fue el equipo de Piero Molducci para, después de ser superior y ofrecer un buen nivel de juego, se viese 2-0 por detrás en el marcador. La calidad del cuadro palmesano está fuera de toda duda, pero al tercer set se llegó con la sensación de que no te estaba ganando, sino que tú estabas perdiendo. Así, con un Israel Rodríguez en plano determinante, tal y como se espera de él, se recortó distancias, y con un fondo de armario espectacular, porque se tiene, Castellano y Rubén Lorente refrescaron para hacer posible el 2-2. El tie-break se jugó de modo inteligente y se ganó.

El máximo anotador del encuentro fue el opuesto local, Nico Ronchi, con 21 tantos en su casillero particular, pero se le quedó cerca el ahorrador Javi Monfort con 18 en su haber, seguido de Israel Rodríguez con 17. En cuanto a bloqueo, el jugador más destacado fue Borja Ruiz, con cinco puntos directos, muy bien apoyado tanto por Israel Rodríguez como Manu Parres, con tres cada uno, los mismos que los de Ronchi y Macarro. En cuanto a saques directos, tres para cada escuadra, que sí que apretaron mucho a las buenas recepciones rivales. Ligeramente mejor dicen los números que estuvo Unicaja Almería, que en reparto de juego fue mejor en K-1 y algo peor que su adversario en K-2, aunque muy igualada, como casi todo.

El comienzo del partido mostró una versión muy sólida de Unicaja Almería, lleno de concentración y funcionando muy bien en el saque. Fruto de ello, pudo romper el tanteo con el 4-8, una renta que intentó menguar Urbia Voley Palma sin poder conseguirlo de manera certera. De hecho, se mantuvo así hasta el tiempo técnico (8-12), e incluso se fue a cinco nada más volver (8-13), pero llegaron los errores encadenados para devolver a la vida a un cuadro palmesano que estaba muy mal herido. El inicio fue 0-2, se pasó a 3-2 y Monfort devolvió la delantera con el 3-4. Se anduvo cómodo, y tras sufrir, se evitó el empate y se volvió a controlar (14-17) entre una bajada de nivel generalizada en ambos y desconexión ahorradora.

De hecho, tras voltear el marcador Ronchi con un parcial de 4-0 (18-17) se regaló más ventaja con falta de rotación cuando se peleaba por engancharse de nuevo a la disputa del cuerpo a cuerpo (20-18). Con 21-18 saltó Israel Rodríguez al mismo escenario en el que se lesionó 14 meses antes, Piero pidió dos tiempos, pero en las ‘distancias cortas’ Urbia, arropado en casa, controló la tímida reacción verde (23-20) para imponer su saque-bloqueo. Había que comprobar cómo se encajaba la derrota parcial, y fue yendo a remolque, después con igualadas, hasta el tiempo técnico (12-11). La primera pipe que salió fue el 5-4, Ignacio Sánchez sacó muy bien para el 9-9 y se notó la aportación de un Israel Rodríguez de menos a más.

No se tuvo el mismo alto rendimiento de saque, se mantuvieron las igualadas hasta el 14-14, y tras una defensa increíble de Ignacio Sánchez y otra anterior de Casi, Unicaja se fugó 14-17. Borja puso el 17-20 y se forzó a un tiempo de Dreyer que frenó en seco a los verdes cuando parecía que podían hacer valer su juego. El saque de Perelló destrozó el K-1 almeriense con una rotación que puso a los suyos dos puntos por delante hasta que él solo se fue con error (22-21), pero con la misión cumplida. Si importante había sido Jorge Fernández con distribución fácil de Perini, apareció Ronchi para que la historia se repitiera y para que los méritos de lo mucho bueno hecho se esfumaran con concesiones (25-22).

La muestra fue que el segundo set se cerró con error de zaguero en una pipe, con lo que quedó dicho todo. Otra vez había que esperar si anímicamente se iba a ver afectado un conjunto que no podía regalar tanto, pero desde el mismo inicio se dio la versión poderosa, como antes, y esta vez no se flaqueó. Tras el 1-4 y el 4-4 con el que pareció que sí habría igualdad, Israel Rodríguez soltó su mayor latigazo en lo que va de su vuelta para el 7-10. El sevillano se hizo notar, imprimió su carácter ganador y Borja mandó a la pausa con un primer tiempo (8-12). Sucedió igual que en el primer set, con un 8-13 de Parres, pero no se continuó del mismo modo, sino avance firme, set decidido durante muchos minutos y dos punto finales de Monfort.

Al contundente 18-25 había que continuarlo con el control sobre la búsqueda local de reacción para matar el partido, y se logró. Se comenzó con 2-0 y con 4-1 que se diluyó con el 5-5, pese a que Ronchi siguió tirando de los suyos y Cairus estaba a un 200%. El 10-9 fue una finta de Monfort, el 10-10 un error local y al tiempo se llegó en 10-12 por roja a Dreyer. Hubo que pelear mucho para extender el choque hasta el tie-break, pese al 21-25 final. Tan es así que un ace de Jorge Fernández había devuelto la delantera a Urbia (16-15), malogrando Unicaja un 11-14. Chema Castellano, en pista junto a Rubén Lorente con el 17-15, defendió y Monfort igualó a 19. Borja al saque disparó a los suyos, firmes hacia una igualada muy real.

El tie-break cumplió con lo que se tiene que hacer, ser capaz de mantener la gran tensión que se vive en pista, y así se fueron sucediendo los sucesivos empates en el tanteo hasta el 5-5. Con 7-5 Urbia fue capaz de hacer dos puntos seguidos por primera vez, pero todas las filas de Unicaja estaban metidas en el partido para hacer buena la remontada y no morir en la orilla. Parres, Castellano, Monfort… iban poco a poco avanzando hasta el momento definitivo teniendo cerca de un rival que sacó petróleo de bolas imposibles. Fue el receptor valenciano el que dio el paso definitivo para enganchar otra igualada (11-11), se dio todo en pista con una defensa espectacular (11-13), e Israel Rodríguez mató, porque se lo merecía por su actuación individual, con dos puntos consecutivos (10-14 y 11-15). Se sale reforzado, sin duda, pero quedan dos victorias para ser finalista.

FICHA TÉCNICA

Urbia Voley Palma (2): Zoio (11), Macarro (7), Jorge Fernández (11), Cairus (15), Perini (3) y Ronchi (21), más Álex Fernández (líbero). También jugaron Joan Perelló (-), Marcelo Hister (-), John Molina (-) y Javi Martínez (-).

Unicaja Almería (3): Javier Monfort (18), Ignacio Sánchez (1), Borja Ruiz (11), Manu Parres (7), Jorge Almansa (2) y Thiago Maciel (14), más Mario Ferrera (líbero). También jugaron Antonio Casimiro ‘Artés’ (líbero), Israel Rodríguez (17), Chema Castellano (4) y Rubén Lorente (1).

Parciales: 25-20 (28’), 25-22 (31’), 17-25 (27’), 21-25 (30’) y 12-15 (18’).

Árbitros: Joaquín Ventura (Barcelona) y Xavier Fernández (Barcelona), con varias tarjetas amarillas y roja para Piero Molducci en el tercer set, así como para Dreyer en el cuarto.

Incidencias: Primer partido de la semifinal de la Superliga Masculina de Voleibol disputado en Son Moix ante un millar de espectadores aproximadamente.

Deja tu opinión