El nuevo Unicaja Almería cierra filas y arranca

Renueva sus retos otra temporada más y entrega las camisetas a sus jugadores ante abonados, socios y patrocinadores

superliga almeria
Una de las fotos del final del acto con los jugadores, el cuerpo técnico y el presidente posando

Orgullo verde. El acto de presentación oficial del primer equipo del Club Voleibol Unicaja Almería estuvo lleno de ello. Además, lo fomentó con una gran expresión de cercanía a la sociedad, no solo la almeriense sino la de fuera de la provincia. Se cuentan las horas para el inicio de la Superliga, se ha acumulado el primer mes de entrenamiento y se ha superado la pretemporada. Era el momento de vestirse con las ‘armaduras’, esas camisetas verdes que permiten soportar el peso de la historia, pero había que dárselas a los jugadores con un ‘envoltorio’ de confianza y de admiración: “Son los mejores, son los que queríamos tener y con ellos iremos hasta el final, confiando, arropando y sintiéndonos orgullosos”.

Era el tramo final del discurso de Ramón Sedeño, que tuvo un cierre que resumió en siete palabras las casi dos horas previas de acto: “Esto es Unicaja Almería, y es imparable”. Antes de ello, se comenzó en los mismos aledaños del Museo de Almería, con charlas afables en los distintos corros de asistentes antes de entrar en el salón de actos. Una vez dentro, el preámbulo a la presentación de las 19 personas que conforman el organigrama deportivo del club fue la proyección del vídeo de la campaña de abonos. “Por un puñado de euros… ¡abónate!” levantó la sonrisa en la sala, sobre todo sabiendo que los ‘actores’ estaban presentes, y se vio acompañado de la petición de que los abonados hagan de embajadores.

La gran familia ahorradora sigue creciendo, acercándose a lo que fue, y un buen modo de acelerar ese proceso es con la ayuda de quienes ya disfrutan del voleibol del máximo nivel, invitando a abonarse a sus seres cercanos. Motivos hay para subirse a este proyecto, siendo una de las palabras más utilizadas de la noche la de “espectáculo”. Es lo que se ofrece, junto con otras muchas cosas, a través de un deporte que tiene en Unicaja Almería un potente motor. Uno a uno, todos los protagonistas subieron a escenario, ofreciendo unas breves palabras y haciendo efectiva la referida cercanía. La primera parte se compuso de la presentación del cuerpo técnico, incluido en el mismo el staff médico del club.

Braulio Moreno, la última incorporación en la faceta de preparación física, abrió paso a Jorge Soriano, fisioterapeuta del equipo, José García, el médico, y Enrique de Haro, leyenda viva al ser protagonista de los 40 títulos de Unicaja dirigiendo precisamente la puesta a punto física. A ellos siguieron Axel Mondi, que regresa al banquillo en el papel de segundo entrenador, Guille Carmona, el scouting que también ejerce de delegado, más diseñador y en cierto modo ‘puente’ al estar en permanente contacto con la plantilla, y por supuesto Piero Molducci, el míster que ha dado los últimos títulos desde 2005, en su primera estancia en una provincia de la que se declaró una vez más enamorado.

Era el turno de los jugadores, los verdaderos protagonistas, que al ser llamados a escenario recibieron uno a uno su camiseta de juego ante la fiel afición que jamás les falla. Desde el 1 de Javier Monfort hasta el 19 de Alex Slaught, ‘Alejandro’ en la elástica, solo se dejó apartado el 7 de Jorge Almansa, el capitán, que subió el último para dirigir unas palabras a los presentes con sus compañeros de fondo. La calidad humana del grupo fue un pilar de su intervención, además de la calidad en el juego. Con Ignacio Sánchez y Rubén Lorente como colocadores, Borja Ruiz, Jean Pascal Diedhiou y Manu Parres como centrales, Mario Ferrera y Antonio Casimiro ‘Artés’ como líberos, Thiago Maciel de opuesto y los propios Almansa, Slaught y Monfort más Israel Rodríguez como receptores, Unicaja va a por todas.

Faltaba solo Ramón Sedeño para formar esa primera foto de grupo y el presidente no dejó escapar la ocasión de hacer un recorrido por las cuestiones clave de la nueva temporada, repasando, como es obligado, algo de la extensa historia verde. La ilusión se renueva año tras año: “Este equipo que acabamos de conocer me ilusiona de manera muy especial, pero también es cierto que esa sensación se repite en mí una y otra vez, temporada tras temporada; no puede ser de otro modo si se pone absolutamente todo lo que se lleva dentro en la conformación de uno de los grandes estandartes de la provincia de Almería, el que siempre está ahí, el que nunca falla, el que lleva tres décadas siendo referente”.

Sedeño insistió en que se quieren “grandes jugadores, pero también excelentes personas” que sumen a un proyecto “que es mucho más que un mero equipo de voleibol”. Puso a Unicaja como ejemplo modelo para muchas entidades deportivas y se refirió a s aportación a la sociedad a través del fomento de la actividad física, de las relaciones sociales con una pasión compartida y el reto de siempre estar arriba “más otros restos que surgen incluso de donde menos se espera”. En ese sentido, fue tajante: “Esta institución a la que yo represento está por encima de interesas personales, de auto-declaraciones de propiedad o de cualesquiera otras formas de apoderarse de algo que es de todos”.

La historia del club “está conformada por cientos de nombres que merecen la admiración, y mitos, muchos en Unicaja Almería, como es lo lógico después de 30 años y 40 títulos”. Definió al voleibol como un “deporte solidario” porque se juega netamente en equipo y utilizó un grado reivindicativo: “Defender el respeto al club más importante de toda la historia del voleibol de este país, porque no nos importa recibir mucho menos de lo que aportamos, pero sin que se sobrepasen los límites de la ofensa”. Agradeció la colaboración de la Diputación, “nuestra gran aliada”, dijo, y expresó su confianza “en la mejor afición de España, la nuestra, para que siga siendo esa parte fundamental de Unicaja”.

Con referencia al éxito de la campaña de abonos el presidente avanzó el futuro del club a través de lo que es ya presente: “Potenciamos nuestros canales, crecemos en todos ellos de un modo exponencial hasta el punto de ser ‘influencers’ y creamos Unicaja TV; una vez más nuestro club da un paso más al frente e innova en el modo de comunicarse; desde nuestra entidad apostamos por el voleibol y por su desarrollo, por su visibilidad, por su fomento y su mayor difusión”. Sedeño sentenció al respecto: “Nosotros no hablamos, actuamos y abrimos camino a cada paso para que todo el que quiera que lo siga”. Finalizó siendo justo: “El año pasado no fue en blanco, no lo admito porque no es cierto; ganamos mucho, pero no con forma de copa o trofeo; más seguidores, más presencia, más cariño…”.

Deja tu opinión