El flechazo de Alex Slaught con Unicaja Almería

El receptor norteamericano seguía las publicaciones del club en Instagram antes de recibir la llamada para fichar

voleibol superliga unicaja almeria
Alex Slaught posa junto con el capitán del equipo, Jorge Almansa, tras el acto de su presentación

Poco a poco empieza a soltarse con el idioma, porque en la pista ya lo hizo desde el primer día. Alexander Slaught luce el 19 de Unicaja y a sus 23 años siente que es su oportunidad de confirmación. Además, está encantando de desarrollar su parte hispana aprovechando su estancia en España: “La familia de mi madre es mexicana y yo soy 50% mexicano”. Entre los gestos hacia ello, uno muy claro: “Cuando era pequeño mi familia me llamaba Alejandro, y cuando decidí venir aquí pensé que era una ‘idea feliz’ poner ese nombre en la camiseta”. Luego está el idioma, en el que se defiende muy bien: “Hablaba mejor hace cuatro años, pero no he escuchado español en muchos años y creo que hablo mejor que entiendo”.

Es algo que está perfeccionando junto a sus compañeros, al igual que su propio juego, porque tiene un sueño: “Necesito mejorar mucho para jugar en el equipo nacional de EEUU, es mi sueño, pero ahora estoy concentrado en esta temporada y en mejorar cada día, ayudar al equipo en todo cuando pueda”. Se siente en el lugar idóneo para ello: “Cuando llegué a Almería lo primero que hice fue ir al pabellón y el equipo estaba entrenando; inmediatamente me uní a ellos; necesito acostumbrarme rápido y desde el primer momento los receptores se pusieron a ayudarme; son muy fuertes y puedo aprovechar para mirarlos y aprender; el equipo es muy fuerte, hay mucha competencia y creo que eso es bueno”.

En todo caso, viene de jugar Champions en su primera experiencia europea, así que tiene calidad suficiente para triunfar en la Superliga: “Soy un jugador muy completo, no tengo una parte de mi juego que sea mucho más fuerte que las otras, no soy muy grande o muy fuerte, pero trato de hacer todas las partes del juego; creo que es como se tiene que jugar al voleibol”. La explicación a que no se decline por ataque, bloqueo, recepción o saque, es muy sencilla: “Aprendí a jugar en la playa y en ella se necesita hacer todos los movimientos y acciones, lo que trato de traer a la pista”. Lo suyo con Unicaja es un flechazo: “Escuchaba sobre el club y lo seguía en Instagram, así que cuando me llamaron me puse muy feliz”.

Presentando al nuevo jugador compareció Jorge Almansa, capitán de nuevo en su vuelta a un lugar que siempre ha sabido que es el suyo: “Una vez que me fui de Almería sabía que era un hasta luego, lo notaba y lo noto como mi casa, llevo muchos años aquí, y por eso una vuelta a la ciudad que tanto quiero, volver a la rutina, a pelear por todo en España y con ganas de empezar la liga ya este fin de semana”. Lo quiere retomar por donde lo dejó, levantando títulos, porque fue el capitán del triplete: “Muchas veces recordamos ese año porque fue único y muy difícil de conseguir, pero vamos a ir pasito a pasito, a ver cómo van saliendo las cosas, y lo cierto es que estoy muy contento con el grupo”.

Se refiere el cartagenero a que “hay mucha competencia, muchos buenos jugadores, y eso es bueno para el entrenamiento, para cada partido, para suplir en caso de lesión, para esa pelea por el puesto”, pero también en el buen ambiente: “A mí me gusta mucho cuando hay compañerismo, cuando hay buen rollo, porque eso te da un plus, y un pelear por el de al lado, y un pelear por la victoria, que es mejor que cualquier técnica, que cualquier calidad… yo muchas veces cuando el equipo está unido y fuerte te saca un plus que ningún adversario que tenga más calidad puede contigo”. A eso suma que sí, que efectivamente además hay nivel: “El equipo me está gustando bastante con los 12 jugadores de nivel”.

Es importante que sea así porque finalmente las temporadas se hacen largas y es necesaria la aportación de todos. La ilusión de Almansa es patente y recordó que “Almería es número uno en España, sin decir nada que sea falso; sí es verdad que cuando juega y compite lo hace por ganar, y claro que queremos llegar a las finales, jornada a jornada, pero también queremos ganar; si llegamos y en lugar de tres vencemos en una competición o en ninguna, no te recuerda nadie, pero para eso primero hay que llegar”. Tras su paso por Rumanía se ha hecho más completo en una experiencia profesional y vital que también le ha ayudado a abrirse las puertas de la Selección Española, aportando polivalencia, experiencia y calidad.

En cuanto a quinielas, “está un poco en el aire cómo va a salir la liga después de un verano malo en el que parecía que el voleibol daba otro pequeño bajón para al final establecerse en un límite bueno”. Se abre el abanico: “Al final el Can Ventura ha sacado un equipo fuerte y bueno, es más, se está viendo en la pretemporada, Teruel más de lo mismo, le falta la llegada del mexicano –Rangel- pero es bueno, Ibiza al final ha traído gente de fuera, como Sugrañes, luego Melilla ha fichado bien, que es nuestro primer rival… el nivel es bueno para el voleibol en España; lucharemos Teruel, Palma y Almería, y luego a ver quien se une, puede que dé la sorpresa Barcelona…, cinco o seas mínimo arriba”.

El pabellón debe estar lleno cada partido, y así lo pidió: “En Almería, una ciudad tan bonita y con tanta pasión por el voleibol, hay muchos deportes, como en toda España, pero en este deporte el que pelea por los títulos es Almería siempre, y eso está al alcance de cualquier persona que quiera disfrutarlo, así que no se lo piensen y que vengan a acompañarlos”. Respecto a Alex Slaught, ‘Alejandro’, muy buena impresión: “Además de buen jugador es muy buena persona, pero además técnicamente es norteamericano, y la calidad y el esfuerzo le viene en el ADN; lo ves en las pesas y esforzándose y eso es bueno para el equipo; ves a tu lado a un jugador que está tirando y machacándose y tú no puedes estar viéndolas venir; es algo que se pega”.

Deja tu opinión