La UD Almería hace el ridículo en Getafe

Un doblete de Chuli abrió el camino hacia el 4-0 final y los rojiblancos se la jugarán en la última jornada frente al Reus

Getafe Almeria
Joaquín Fernández se lleva las manos a la cara tras errar en una ocasión del equipo almeriense (Foto: JL Matarín)

Bochornoso y ridículo son los adjetivos que más se ajustan al encuentro desarrollado por la UD Almería en Getafe. Los almerienses, que tenían varias opciones para permanecer en la categoría matemáticamente, se mostraron vulnerables y apáticos hasta que los locales llevaron el electrónico al 4-0 con dos goles de Chuli, cedido por los visitantes, sumados a los logrados por Cala y Jorge Molina.

De este modo, tras confirmarse los descensos de Elche y Mallorca, que siguen al Mirandés, la plaza que todos quieren evitar para no verse en Segunda División B estará en el intento de ser eludida, en el último fin de semana, por Alcorcón —actualmente en esa posición— Almería, que marca la salvación, UCAM Murcia y Nàstic de Tarragona.

Se esperaban cambios en el once inicial, puesto que el entrenador recuperaba a hombres habituales en las últimas fechas, pero Luís Miguel Ramis fue un paso más allá y sorprendió con la entrada de Fran Vélez en la medular, en detrimento de Ramón Azeez, mientras que la pareja de centrales volvía a estar formada por Joaquín y Ximo Navarro. En este caso, el damnificado fue Morcillo, tras dos semanas consecutivas como titular por las diversas bajas del equipo.

Pocos minutos después del pitido inicial, los peores presagios de los aficionados se hicieron realidad cuando, en el minuto 9, Chuli adelantó al conjunto azulón haciendo buenos los “te imaginas que marca el onubense”que tanto se pronunciaron en las tertulias deportivas de la semana previa.

Con el 1-0, el Getafe cedió terreno al Almería y se limitó a juntar sus líneas con el fin de gozar de minutos cómodos. Sin que los visitantes hicieran daño, ocho minutos después del tanto, Jorge Molina aprovechó un malentendido entre Ximo y Joaquín para quedarse solo ante Casto. El delantero local lo tuvo todo a su favor, pero el balón se fue alto.

No le salía nada al equipo de Ramis y, además, la apatía era evidente en todas las líneas, lo que permitía que los madrileños llegaran a las inmediaciones del área con facilidad. Así, Chuli, que no le marcaba a nadie con la elástica almeriense, volvió a ponerse el traje de goleador y, tras recoger un rechace, colocó el 2-0 en el electrónico con un disparo potente.

Fue entonces cuando la UD Almería comenzó a aproximarse a la zona de castigo, sin demasiado peligro. Con una diferencia holgada, las miradas se pusieron en otros campos, donde los rivales directos no hacían los deberes y, pese a la derrota, dejaban a los rojiblancos en Segunda División.

Sin embargo, el Alcorcón marcó en el campo del UCAM y coincidió con un plus de intensidad en los almerienses, quienes, al filo del descanso, tuvieron dos oportunidades como para haberse acercado en el resultado. En la primera de ellas, Nano obligó a Guaita a trabajar, mientras que, en la última ocasión del primer periodo, Joaquín Fernández erró con todo a su favor.

Tras la reanudación, el guion cada vez era peor para los intereses de la UDA. Los rojiblancos eran incapaces de incomodar al cancerbero local y el Getafe cada vez estaba más tranquilo sobre el rectángulo de juego.

En esas, en el minuto 56, Jorge Molina volvió a penetrar en el área y tuvo en sus botas el tercer gol. Sin embargo, Casto salió para atajar la pelota.

La tensión cada vez era mayor en el conjunto visitante, consciente de que su bochornoso partido, sumado a que el Alcorcón seguía venciendo en La Condomina, le obligaba a seguir teniendo la mente puesta en hacer los deberes en la última jornada liguera.

Ramis decidió entonces buscar verticalidad con la entrada de Gaspar por Antonio Puertas. Este movimiento despertó un huracán en el jugador de Benahadux, que se marchó del césped haciendo aspavientos, llegando incluso a encararse con el técnico.

Salvo en las ocasiones que ponían fin al primer acto, el Almería no parecía estar en el Coliseum Alfonso Pérez. Era el momento de intentar echar el resto y buscar la heroica con la entrada de Kalu Uche, aunque, lejos de ello, lo que ocurrió es que los de Bordalás encontraron la forma de que Juan Cala introdujese el cuero en la red. Era el 3-0.

Los minutos pasaban y, sin demostrar amor propio, los almerienses siguieron dejando huecos que facilitaban la labor de los delanteros del Getafe. En este sentido, Jorge Molina, que ya había perdonado varias oportunidades, puso su nombre al 4-0 que aumentaba el ridículo.

La única esperanza para los aficionados era mirar a Murcia y esperar que los hombres de Francisco empatasen el tanto del Alcorcón. Esto no se produjo y el pitido final llegó con la única realidad de que la UD Almería se jugará su continuidad en la LFP ante el Reus, el sábado en el Estadio de los Juegos Mediterráneos.

A la vez, la jornada dejó los descensos matemáticos de Elche y Mallorca, que acompañarán en Segunda División B al Mirandés, mientras que la última plaza de la zona roja de la clasificación se la jugarán entre Alcorcón, que la tiene en este momento, Almería, que marca la permanencia, UCAM Murcia y Nàstic de Tarragona.

FICHA TÉCNICA

Getafe CF: Guaita; Damián Suárez, Cata Díaz, Juan Cala, Molinero (Peña, min. 73); Faurlín, Lacen; Chuli (Álvaro Jiménez, min. 59), David Fuster (Scepovic, min. 80), Portillo y Jorge Molina.

UD Almería: Casto; Nano, Joaquín, Ximo Navarro, Motta (Kalu Uche, min. 70); Borja, Fran Vélez (Morcillo, min. 80); Fidel, Puertas (Gaspar, min. 59), Pozo y Quique.

Goles: 1-0, min. 9: Chuli. 2-0, min. 20: Chuli. 3-0, min. 71: Juan Cala. 4-0, min. 80: Jorge Molina.

Árbitro: Prieto Iglesias, del colegio navarro. Amonestó a Cata Díaz, del Getafe CF.

Incidencias: Partido correspondiente a la cuadragésima primera jornada de la Liga 1|2|3. El encuentro se disputó en el Coliseum Alfonso Pérez y contó con la presencia de 10.670 espectadores.

Deja tu opinión