El Almería comienza a tener estilo propio y gana

Los rojiblancos vencen al Tenerife para salir del descenso tras encadenar la tercera jornada sin conocer la derrota

Almeria Tenerife
Pozo, que tuvo protagonismo durante el encuentro, pugna por hacerse con la posesión de la pelota. (Foto: JL Matarín)

Mucho se ha hablado desde que se produjo el relevo en el banquillo de conseguir estilo propio y poco a poco el Almería lo va consiguiendo. A través de saber aguantar y salir con profundidad, los rojiblancos sumaron los tres puntos tras superar al CD Tenerife por 2 goles a 1. Pozo y René fueron claves en el juego. El portero al salvar varias acciones claras de los visitantes y el malagueño en la creación, aunque los autores de los goles almerienses serían de Marco Motta y Juan Muñoz.

Lucas Alcaraz tuvo que realizar la convocatoria con lo justo. Las bajas del equipo provocaron que los dieciocho futbolistas disponibles estuvieran presentes en la lista. Así pues, llegaba el momento de saber si el entrenador seguía confiando en Hicham en el ataque o si daba la alternativa a Juan Muñoz.

La idea de juego del técnico del conjunto almeriense es clara: solidez atrás y salir al contragolpe, por lo que, al igual que en Barcelona, el atacante hispano-marroquí era titular, aunque solo pudo disfrutar de dieciséis minutos, como consecuencia de una lesión.

Antes de eso ya había dado tiempo a que los aficionados viesen un susto y el primer tanto del encuentro. En primer lugar, el Tenerife dio miedo cuando Longo se quedó solo ante René y obligó a que el portero de la UDA salvase un gol. Poco después, en el minuto 10 llegó la alegría. Un córner a favor de los rojiblancos fue ejecutado en corto y Rubén Alcaraz golpeó desde la frontal. El disparo, que fue rechazado por el meta, acabó en el interior de la red porque Marco Motta estaba en el lugar indicado.

Con el 1-0 los locales no cesaron en su empeño de quedarse con los tres puntos. Durante el primer acto si hubo un nombre que destacó, al margen del de René, fue el de Pozo. Al malagueño se le echa de menos en algunos partidos en los que parece que se esconde, pero fue una auténtica pesadilla para los defensores visitantes, puesto que, en el minuto 24, se inventó un pase entrelíneas con el que dejó solo a Juan Muñoz —que había entrado en sustitución del lesionado Hicham—, que no acertó en el mano a mano con Dani Hernández.

Los minutos iban pasando. El cuadro chicharrero, que notaba el peligro cada vez que los rojiblancos tenían la oportunidad de iniciar un contraataque, dio un paso adelante y tuvo sus opciones de empatar. Tanto es así que, en el minuto 32, Longo volvió a gozar de estar solo ante René, pero, una vez más, el cancerbero fue salvador. A pesar de los acercamientos visitantes, el descanso llegó con tablas (1-0).

A nivel táctico, Lucas Alcaraz vio sus planes rotos con la lesión de Hicham, que le obligó a meter a Juan Muñoz en un momento que no tenía pensado. Sin embargo, sus futuros planes con sustituciones se volvieron a ver reducidos, ya que Owona no pudo continuar sobre el césped porque pisó mal en una acción y se marchó quejándose de la rodilla. Su sustituto, antes de iniciar, el segundo acto, fue Trujillo.

Quien sí movería su banquillo en la búsqueda de soluciones fue Martí. El entrenador del Tenerife, al que el marcador tenía por debajo, no dudó en iniciar la segunda entrega con un doble cambio. En este sentido, metió más leña al fuego con las incorporaciones de Tayron y Juan Carlos por Vitolo y Brian Martín.

El arranqué del periodo decisivo del encuentro dejó evidencias del equipo que necesitaba estirarse y apretar: el Tenerife. Los visitantes salieron a por todas, desde las decisiones de su técnico a la forma de colocarse los futbolistas sobre el terreno de juego. Por ello, no hubo que esperar demasiado para ver a René volver a aparecer para evitar un gol, en esta ocasión, ante una oportunidad de Aitor Sanz.

De momento, al contrario que en el anterior compromiso liguero, el estilo de Lucas Alcaraz estaba funcionando para ir hacia la victoria, pero la cosa se pondría mejor y con algo inédito hasta la temporada. Corría el minuto 68, momento que aprovechó Rubén Alcaraz para darle el esférico a Pozo, que iba en carrera, este metió el centro y Juan Muñoz se estrenaba en la competición convirtiendo el 2-0.

Las caras de los futbolistas visitantes denotaban abatimiento tras ver la distancia ampliada, pero obtendrían una dosis de moral con el 2-1. Solo tuvieron que transcurrir dos minutos de juego desde el tanto almeriense para que Juan Carlos apretase el resultado.

La mejor versión de Pozo estaba presente. El centrocampista malagueño, junto con René que salvó varias claras, estaba motivado, lo que le convertía en el protagonista de las acciones de ataque rojiblanco. Fue como, en el 77, se atrevió con una jugada individual desde su campo propio, obligando a Dani Hernández a mandarla a córner.

Era el momento de aguantar los tres puntos y fieles al estilo de Lucas Alcaraz, el Almería lo hizo a la perfección. Por ello, el final del encuentro llegó con la victoria rojiblanca y sacando a los locales de los puestos de descenso tras encadenar tres jornadas sin conocer la derrota, con una renta de siete puntos de nueve posibles.

Ficha técnica:

UD Almería: René; Motta, Owona (Trujillo, min. 45), Morcillo, Nano; Fran Rodríguez, Joaquín Fernández, Rubén Alcaraz, Gaspar (Fidel, min. 84), Pozo e Hicham (Juan Muñoz, min. 17).

CD Tenerife: Dani Hernández; Raúl Cámara, Aveldaño, Carlos Ruiz, Camille; Vitolo (Tayron, min. 45), Aitor Sanz; Brian Acosta, Víctor Casadesús (Malbasic, min. 72), Brian Martín (Juan Carlos, min. 45), y Samuele Longo.

Goles: 1-0, min. 10: Motta. 2-0, min. 68: Juan Muñoz. 2-1, min. 71: Juan Carlos.

Árbitro: Pérez Pallas, del colegio gallego. Amonestó a Rubén Alcaraz y René por parte de la UD Almería, así como a Juan Carlos y Longo, del CD Tenerife.

Incidencias: Partido correspondiente a la decimoséptima jornada de la Liga 1|2|3. El encuentro se disputó en el Estadio de los Juegos Mediterráneos y contó con la presencia de 5.7.45 espectadores.

Deja tu opinión