Las Escuelas Cajamar forman dos millares y medio de jóvenes deportistas con cinco clubes gestores

Las Escuelas Deportivas Municipales reciben la bienvenida del alcalde de Almería y reconocen al regidor capitalino saliente

multideporte patronato municipal almeria
Espectacular foto de familia con presencia numerosa de deportistas en las gradas del Palacio junto a Ayuntamiento y Cajamar

La misión está clara por parte de las EDM: fomentar el deporte base como actividad imprescindible entre los más jóvenes. De este modo queda claro que Patronato Municipal de Deportes tiene como uno de sus más importantes ejes el de cantera, en la que tienen cabida 6.000 alumnos repartidas en 56 Escuelas Deportivas Municipales. De entre ellas tocó bienvenida para las Escuelas Cajamar, formadas por el Urci Almería de balonmano, el Adaba y el CB Almería de Bbaloncesto, el Ciudad de Almería de Atletismo y el Mintonette de Voleibol.

Para darle el máximo nivel al apoyo institucional fue el mismo alcalde de la ciudad, Ramón Fernández-Pacheco, el que se dirigió directamente a los 2.500 niños y niñas de estas escuelas. El primer edil se dirigió al patrocinador con muestras de gratitud: “gracias a Cajamar por colaborar de una forma activa con el deporte de la capital y renovar su compromiso por tercer año con estas pequeñas familias que cada día son más grandes, no ya en número, sino en espíritu”. El potencial humano de clubes y Patronato supone uno de los activos más destacados que hacen de la misión todo un éxito.

Se refirió el alcalde especialmente a los monitores, entrenadores y todo el equipo que está detrás de estos clubes, “que fomentan la integración y la superación de los pequeños día a día, sacrificando tiempo libre y fines de semana, enfrentándose a lesiones y cansancio con una sonrisa”. Fernández-Pacheo destacó “la ilusión de cada uno de estos pequeños deportistas, que es la que impulsa esta labor y hace que todo valga la pena”. Les deseó suerte y ánimo y les pidió esfuerzo en la pista y en los estudios acompañado por Juanjo Segura, concejal de Depotes, y Jesús Vargas, director territorial de Cajamar.

Pero el acto tuvo una parte emotiva en el reconocimiento que se quiso hacer del regidor saliente, Luis Rogelio Rodríguez-Comendador, al que se entregó una placa en agradecimiento a su colaboración durante los tres años de vida de las Escuelas Cajamar, ello a cargo de los clubes. “La buena salud del deporte ha sido posible gracias al trabajo liderado por Luis Rogelio, en cuyo mandato se dio el impulso definitivo al dotar a la ciudad con equipamientos de máxima calidad y eventos internacionales, como los Juegos Mediterráneos, y por el que la ciudad recibió en 2005 el Premio Nacional del Deporte”, resumió el alcalde.

Entre los cinco clubes que conforman estas Escuelas y sus dos millares y medio de alumnos, más de 850 forman parte de los módulos de tecnificación, lo que supone un paso más en su compromiso con el deporte y que los acerca a ser el futuro de la élite deportiva. Luis Rogelio Rodríguez-Comendador agradeció el reconocimiento expresando su confianza en el nuevo primer edil, al tiempo que Jesús Vargas puso sobre la mesa que el compromiso de Cajamar supone que la entidad “seguirá apostando por el deporte base”.

Deja tu opinión