Almería B y CF Motril firman un empate justo

Una parte para cada equipo y demostración de que ambos tienen mimbres como para promoción de ascenso

tercera grupo IX
El flamante fichaje del filial, el chino Lim, forzando una jugada por banda izquierda (Foto: web oficial UD Almería)

Cuando se juntan dos equipos con objetivos ambiciosos en un mismo rectángulo es sinónimo de buen fútbol, igualdad y ocasiones. Sobre el césped del Anexo del Estadio de los Juegos Mediterráneos, Almería B y CF Motril fueron protagonistas de un encuentro que dejó una parte para cada uno y cuyo marcador fue de 1-1.

Desde el inicio de los primeros cuarenta y cinco minutos se vio que el filial estaba dispuesto a controlar el tiempo del partido y las acciones de peligro. Por ello, no fue necesario esperar demasiado para ver como un centro al área era rematado alto por Corredera. Los rojiblancos habían comenzado ambiciosos y prueba de ellos fue la jugada que derivó en el gol de Chema. Corría el minuto 12 cuando Darío Guti, que era la referencia arriba de los almerienses, arrancó por el costado izquierdo para después de dejar atrás a varios defensores cederle el cuero al media punta, que hacía el 1-0.

El conjunto dirigido por Fran Fernández tenía más que controlado el encuentro, al menos por lo que se estaba viendo en el primer periodo. Los locales tenían la posesión y estaban bien plantados en la zona de retaguardia, lo que obligaba al CF Motril a intentar iniciar peligro con jugadas al contragolpe.

Fue entonces cuando, en el minuto 38, los de José M. García encontraron una mínima fisura en la zaga almeriense, que fue aprovechada por David López para iniciar una oportunidad que tendría como finalizador a Dani Cara. Los granadinos lo hicieron todo bien, pero el balón se marchó desviado por poco.

De todos modos, esta jugada fue el único mínimo peligro que sintieron los de Fran Fernández, ya que la defensa estaba muy segura y provocó que el descanso llegara con la ventaja que ya lucía en el electrónico.

Tras la reanudación parecía que el guion seguiría manteniendo al Almería B como dominador, y más aún después de que nada más comenzar el segundo acto Sergio chutase desde la frontal del área y obligase a Tato a esforzarse para enviarla a córner. Sin embargo, lo que ocurrió es que los visitantes, conscientes de que debían echar el resto para empatar, estiraron sus posiciones y se aventuraron hacia jugadas ofensivas.

Así, en el minuto 48, Ramiro levantó la cabeza cuando circulaba por la medular y sin pensárselo probó fortuna con un lanzamiento desde cuarenta y cinco metros que se estrelló en el travesaño. Albert Batalla, que pensaba que la pelota se marchaba fuera, respiró tranquilo cuando vio que golpeó en la madera.

Los de José Manuel García habían encontrado la forma de incomodar la portería almeriense y no tardarían en volver a intentarlo. En esta ocasión, mientras el filial se recuperaba del susto del larguero, Sofian erró en una salida desde atrás y Moi Gómez, capitán del cuadro motrileño, rozó el gol chutando cerca de la escuadra.

Con el paso de los minutos, los granadinos seguían dominando sobre el césped, motivado también porque los de Fran Fernández habían dado un paso atrás con respecto el primer acto. El empate era de esperar, pero llegó de una forma extraña, debido a que el árbitro se convirtió en protagonista al señalar un penalti más que dudoso sobre Moi Gómez. El futbolista visitante tropezó claramente, en cambio, Ahmed Amgrit cayó en la trampa y Álex Bautista ponía su nombre al gol. La realidad es que el CF Motril hizo méritos como para igualar.

Un minuto antes del 1-1, que llegó en el 71, el técnico rojiblanco hizo debutar a Lin, jugador chino recientemente fichado por la entidad y en el que hay puestas grandes esperanzas. Pese a que el conjunto blanquiazul había tenido el poder durante gran parte del desarrollo del segundo periodo, las fuerzas se igualaron tras el tanto desde los once metros y se vieron alternativas para ambos contendientes.

En la recta final se vivieron dos circunstancias que derivaron en que el desenlace del choque estuviera protagonizado por los canteranos, con el CF Motril replegado. Lo ocurrido fue que Linares, futbolista nacido en Almería, y Remiro fueron expulsados en los minutos 80 y 85, respectivamente.

Sin embargo, esto no llevó consigo que el marcador se moviera más, por lo que el pitido final se alcanzó con un resultado justo a raíz de lo visto sobre el rectángulo de juego, como fue el empate a un gol.

FICHA TÉCNICA

UD Almería B: Batalla; Juanfran (Antonio Jesús, min. 83), Sofian, Urri, Iván; Callejón, Corredera (Lin, min. 70); Óscar (Segura, min. 51), Sergio, Chema y Darío Guti.

CF Motril: Tato; Linares, David López, Arjona, Álex Bautista; Ramiro, Joselu (Josemi, min. 58), Goku, Moi Gómez (Joan, min. 78), Dani Cara (Bustos, min. 86) y Raúl.

Goles: 1-0, min. 12: Chema. 1-1, min. 72: Álex Bautista (p).

Árbitro: Ahmed Amgrit, del colegio ceutí. Amonestó a por parte Callejón y Segura de la UD Almería B, así como a Álex Bautista, del CF Motril. Además, expulsó a Linares, en el minuto 80, como consecuencia de dos cartulinas amarillas y a Remiro por roja directa, en el 85. Ambos expulsados, futbolistas del cuadro visitante.

Incidencias: Partido correspondiente a la tercera jornada liguera dentro del grupo IX de Tercera División. El encuentro se disputó en el campo Anexo del Estadio de los Juegos Mediterráneos y contó con la presencia aproximada de 300 espectadores. Entre los asistentes, se encontraba Alfonso García, presidente de la UD Almería, y Luís Miguel Ramis.

Deja tu opinión