CV Teruel, mismo edificio con distintos pilares

Piero Molducci y Mario Ferrera analizan al cuadro turolense en las horas previas a la disputa de lo que llaman “un clásico”

superliga masculina voleibol
Mario Ferrera y Piero Molducci sostienen un Papa Nöel sobre uno de los balones de entrenamiento tras la rueda de prensa

El partido se presenta solo, sin necesidad de decir nada, pero al mismo tiempo es de un calado que merece una máxima difusión. Piero Molducci lo tiene muy claro y lo disfruta de un modo especial: “Teruel con Almería es un clásico, cada año lo es, la lucha es siempre entre los dos más Palma, y este año se suma también el FC Barcelona, que tiene buen equipo”. Siendo la jornada 9 es obligado precisar que no decide título, pero sí el próximo trayecto que habrá que seguir para levantar la Copa del Rey: “Es un partido importante porque está en juego ser cabeza de serie y nada, Teruel ha ganado a Palma en su casa y ha perdido fuera, nosotros hemos perdido aquí con Palma, 3-2 y 2-3, somos tres equipos con el mismo nivel”.

Molducci siempre ha dicho, y se reafirma en ello, que “depende de muchas cosas y que cada partido tiene una historia diferente, mirando muchos factores”. Ejemplo de ello fue el último choque en el Moisés Ruiz y el último en Son Moix: “Nosotros no jugamos bien contra Palma, que tampoco hizo un partido espectacular, por lo que perdimos 2-3 pero se podía ganar o perder, como siempre cuando se llega al quinto set; Teruel igual en Palma en un partido igualado… cuando hay equipos que juegan más o menos a un mismo nivel puede pasar de todo”. Por eso no se decanta por un partido largo ni por la vía rápida para ninguno de los dos rivales en pista este próximo sábado desde las 20.00 horas en el Moisés Ruiz.

Incentivo es el detalle referido de ser cabeza de serie en la Copa, lo que tampoco mete presión al italiano: “Se juega un partido menos, no es que cambia muchísimo pero sí un poco jugar tres o dos partidos”. Eso de entrar más rodado en semis por haber jugado cuartos, no es una verdad absoluta: “Es difícil de decir, a veces es mejor y a veces es peor, complicado saber lo que puede pasar”. Lo que sí se tiene bien claro es que toca la jornada 9 de la Superliga, sin irse más lejos en predicción de nada, ante un Teruel que “es un poco diferente del año pasado pero mantiene a muchos jugadores, casos de Ereu, Radunovic, Bugallo también, el mismo líbero, y ha cambiado de colocador, mexicano, bueno, y el opuesto, con proyección”.

El equipo ahorrador llega al sábado bien, reactivado al máximo: “Es mejor ganar, pero hay veces que perder puede influir en la cabeza de la gente, ya que cuando uno gana siempre sin problema, se relaja un poco y es normal, si pierdes con Palma y la semana siguiente juegas con Teruel no puedes relajarte”. Lo único que le preocupa es la lluvia por las goteras que aparecen en el pabellón, pero por lo demás hay normalidad: “Estamos mirando cómo juega Teruel haciendo sesión de vídeo y haremos los entrenamientos finales acorde a esas características”. Piero sabe que “la gente ‘lo sabe’, que Teruel es un clásico y un espectáculo, no tiene el público problema para venir y siempre es un jugador más para nosotros”.

Este mensaje del técnico, “el partido merece mucha gente”, ha tenido continuidad en las palabras de uno de los capitanes de la plantilla, Mario Ferrera: “Hay varios años ya que Almería y Teruel son equipos referentes y sus partidos son bonitos de jugar y para el público, y nunca defraudan”. Cada jugador “trae su propio grupo de personas al pabellón y creo que va a ser un encuentro bastante atractivo para la afición, en un sábado un poco turbio con el tiempo y qué mejor que estar aquí con nosotros en un partido vibrante y emocionante con Teruel”. No baja de su discurso en ningún momento el ‘factor afición’, siempre presente en este sevillano orgulloso por el reconocimiento recientemente recibido: “No todo el mundo tiene la insignia”.

Tras once años ‘de servicio’ al club, Ramón Sedeño le impuso un signo del orgullo que la entidad blanquiverde siente hacia él: “Fue un momento bonito e importante que guardaré para siempre, y desde luego que estoy encantado con el club y con la oportunidad que me ha dado para estar esos once años aquí”. Eso lo devuelve sobre la cancha partido tras partido: “Poco a poco me voy sintiendo un mejor de líbero, ya que por mucho que me haya sentido bien en recepción, no es lo mismo defender en 5, así que poco a poco el cuero se va habituando a lo que tengo que hacer y a lo que quiero hacer, y cada semana se puede ir viendo un poco más del nivel al que espero llegar”. En todo caso, y como es su máxima, reparte méritos.

En ese sentido, y pese a cuajar una magnífica actuación en Cabezón, dice que “cada cosa es importante, es importante el saque y gracias a él no pudieron hacer nada más, la recepción, la colocación, el bloqueo, el ataque… todo es uno”. Así se ve un partido “importante para la clasificación de la Copa del Rey pero no decisivo” como el de Teruel, si bien lo de cuartos o no cuartos lo deja en cuarentena: “Es algo que depende, no se sabe, no tiene nada que ver jugar cuartos o semifinales, los títulos importantes dependen mucho de cómo llegues físicamente, ya que si llegas bien, da igual que juegues tres, dos o un partido, no es decisivo jugar un cuarto de final o una semifinal; es ahora mismo algo irrelevante”.

Una cosa no quita la otra: “Está claro que queremos ganar, y que cuanto menos juguemos en un fin de semana en la Copa, mejor, peor no es decisivo”. La gran motivación está añadida, al ser Teruel el rival: “Es uno de los equipos a batir junto con Palma y Barcelona, somos los que podemos estar en un hipotético play off y los que vamos a luchar por los títulos, creo, dependiendo de si hay sorpresas”. Sobre los de Rivera, “han cambiado algo, pero no tanto, los pilares, el colocador y el opuesto; va a ser un bonito y duro y va a gustar a la gente”. Como a Piero, le parece que “a veces las derrotas vienen bien y son mejor ahora que en los momentos importantes, mentalizar a la gente que no solo es ganar, y lo ha hecho”.

Deja tu opinión