Borja Ruiz y el discurso de la confianza en Unicaja

El central ve aproximarse a CV Teruel para otra jornada apasionante de la Superliga luciendo una gran tranquilidad

superliga masculina voleibol
Concentración de Borja Ruiz en uno de los entrenamientos de Unicaja Almería con el bonito techo del Moisés de fondo

Otra de las semanas esperadas, otro de los encuentros deseados de una manera muy especial. La rivalidad del voleibol español se encarna en el Unicaja Almería – CV Teruel: “Sabemos que son los rivales directos, sabemos que va a ser un gran partido, como lo fue contra Palma, sabemos que va a ser durísimo, sabemos que ellos vienen de perder con Palma ahora 3-2, sabemos que van a querer ganar porque estamos los tres equipos empatados a puntos y de cara a la Copa del Rey se puede decidir no jugar los cuartos de final y entrar directamente en semifinales, que ellos están terceros, así que ahora mismo estarían fuera, y por eso vendrán a jugar lo mejor posible… y nosotros tenemos que estar mentalizados”.

Borja Ruiz, central ahorrador, aguarda la cita tranquilo y motivado: “Hay que salir a hacer nuestro mejor juego, y si lo hacemos, podemos ganar perfectamente”. La tercera plaza que circunstancialmente ocupa Teruel puede enchufarlos aun más de lo habitual en este tipo de enfrentamientos en los que nadie guarda nada: “No van a querer jugar los cuartos, así que van a venir a muerte, tal y como nosotros haríamos, y nosotros tenemos que intentar jugar un partido muy completo, mucho mejor que lo hicimos contra Palma, en donde nos falló el ataque, así que estamos trabajando en ello y se vio en Cabezón, en donde se hizo un gran partido”. Ante los de Miguel Rivera espera que vuelva a verse esa versión blanquiverde.

Aplica respecto a ese ritmo de juego que “no hay mal que por bien no venga”, ello en relación a ‘aprovechar’ la derrota frente a Palma: “Cuando nunca pierdes es complicado a veces porque la gente puede relajarse, ganamos ganamos ganamos siempre… y eso puede ser un problema porque luego llega no el partido de liga, sino cuando te juegas los títulos, y cuando estás debajo en el marcador o el rival te va ganando, entran nervios y no sabes jugar, entonces es importante que se haya perdido, nos damos cuanta de que nos pueden ganar y el equipo se esfuerza más, entrena más, tiene más ganas… salimos muy reforzados de esa derrota y si seguimos entrenando como lo estamos haciendo ahora, con Teruel habrá alegría”.

Ante Textil Santanderina pareció más fácil de lo que realmente es, solo porque se hizo una aplicación precisa del guión establecido: “Sabíamos que iba a ser difícil por el tema del pabellón, hacía muchísimo frío, allí va mucha gente a ver el vóley y eso es súper bonito, el pabellón estaba lleno, así que salimos muy concentrados a hacer nuestro juego, muy bien el bloqueo-defensa, sacamos muy bien… el rival jugó con el balón fuera de tres metros, y si es así contra los equipos que tienen un buen bloqueo muy bien formado y agresivo, es muy complicado jugar”. El resumen de Borja es sencillo: “Hicimos un buen trabajo y nos llevamos la victoria, un partido muy serio y se vio que no nos afectó tanto la derrota contra Palma”.

El camino está marcado en el ‘discurso de la confianza’ que lanza el central: “Con Teruel, igual, esto es muy largo, tenemos que ir partido tras partido y creo en lo que dije antes de Palma, que nuestra plantilla, de los tres de arriba, para mi gusto y no porque yo este aquí, es la mejor de la tres, por lo menos la más completa, y si nosotros jugamos a un gran nivel podemos ganar perfectamente cualquier partido, pero claro, hay que jugar a ese gran nivel”. Otra parte habitual de su mensaje es el de la grada: “En partidos tan importantes como este, mirar la grada, ver a la gente, el pabellón lleno… es un jugador más; hay que estar en la pista para entender de verdad lo mucho que ayuda verlos animando en cada punto y ofrecérselo a ellos”.

Lo que Borja Ruiz vive es una comunión perfecta con la hinchada: “A nosotros lo que nos gusta es celebrarlo con ellos, porque nos vamos siempre a la grada cada vez que hacemos un punto importante por eso, porque nos ayuda, nos sentimos muy identificados con ellos, así que deseo que se vea otra como con Palma, si bien es cierto que todos los partidos responden muy bien aunque también siempre queremos más; ojalá que venga mucha gente”. Al internacional le gusta darse, y disfruta de ‘El Deporte es Vida’ y del contacto directo con la sociedad: “Los niños nos enseñan más a nosotros que nosotros a ellos”. Fue reclamado y pidió permiso para “llegar la actividad hasta Murcia y donde haga falta”. Disfrutó en Roldán.

El baño de admiración en un colegio de su región le vino muy bien para el partido ante Textil, y esta semana le toca otra vez turno en el Al Andalus de Almería. Se alimenta del cariño recibido antes de una última reflexión sobre ser o no cabeza de serie en la Copa, que es lo que está en juego este sábado: “Si no juegas cuartos, vas más descansado porque llevan un partido más en las piernas, pero si es cierto que al jugar cuartos ya estás hecho al pabellón, que no es precisamente fácil jugar en Los Pajaritos, gran pabellón, cómodo, pero complicado; los que juegan cuartos van a estar más adelantados en ese aspecto, pero nosotros tenemos que intentar quedar lo mejor posible en la clasificación, que es a lo que opta siempre Almería”.

Deja tu opinión