Thiago desenfunda y dispara de nuevo en España

El brasileño que arrojase unos números de ataque espectaculares en el CV Zaragoza será el nuevo opuesto de Unicaja

fichaje superliga masculina voleibol
Thiago Maciel en una imagen de archivo durante un partido con el Minas Tenis Clube, con el que fue subcampeón de América

Ribera del Ebro, año 2010. Un equipo que había descendido la temporada anterior y que seguía en Superliga por una de las dos renuncias que se produjeron, hizo la gestión de traerlo a España como un modo de plantear borrón y cuenta nueva. De hecho, el CV Zaragoza comenzó como un tiro gracias a un nombre propio: Thiago Maciel fue el primer MVP del curso tras romper a Tenerife en la isla con 29 puntos y acto seguido se le incluyó en el siete ideal de la segunda jornada tras hacerle a Tarragona otros 27 tantos en tres sets. Lo suyo, sin duda, es anotar, y encima se reconoce más maduro: “Soy el mismo Thiago que en Zaragoza, continúo haciendo muchos puntos, pero es verdad que ahora tengo más inteligencia y más cabeza”.

Eran otros tiempos en la Superliga, más dura, competición que no ha perdido de vista aunque haya dado muchas vueltas por medio mundo. Llegó con 25 años y regresa con 32 demostrando ‘conocimientos de campo’ antes de iniciar su asalto a las metas más altas: “En seis temporadas las cosas han cambiado mucho por España, ya que cuando yo jugué aquí los primeros eran muy muy fuertes, tenían muchos jugadores de selección, era distinto, porque ahora tienen muchos jóvenes jugadores nacionales”. Quiere triunfar y lanza una promesa a su nueva afición: “Voy a trabajar muy duro, a intentar aportar mi experiencia lo más posible, soy experimentando, tengo otra mentalidad sobre el vóley y vamos a pelear por todo”.

Thiago Maciel se mueve más por ambición deportiva que pecuniaria, ya que le gusta sobre todo ganar. En Unicaja sabe que puede tener satisfecho ese deseo: “Tengo muchas ilusiones para esta temporada en Almería y por eso he fichado; es un club muy tradicional en España y creo que tenemos condiciones de volver a los más alto”. En ese sentido, y reforzando la idea de una complementación muy significativa de intereses, lo deja meridianamente claro: “Lo que más me motivó no fue la plata, yo tenía otras cosas mejores, pero la ciudad y la posibilidad de jugar finales y de ser campeón me motivan mucho, porque me gusta pelear por títulos; en la última temporada no gané nada, así que quiero volver a ser campeón”.

Fue en el Kyzikos Neas Peramou griego, al que llegó del Juiz de Fora brasileño. En ese sentido descendente de temporadas vivió la experiencia argentina en el Pilar Voley de Buenos Aires, justo después de haber jugado dos años en Brasil a bordo del Bento Volei y el Minas Tenis Clube, equipo de Belo Horizonte, ciudad en la que nació el 7 de mayo de 1985. Acababa de cerrar su periplo europeo por el Niza, el referido Zaragoza y el Fonte Bastardo portugués, si bien entre los dos clubes peninsulares jugó en el Álvares Cabral brasileño y el Bozkurt Belediye-Kastamonu turco. El Sao Caetano, el mismo Minas Tenis, el Sao Leopoldo y el Santo André marcaron sus inicios antes de marcharse de su país por vez primera.

Desde la 2003-2004 ha salido a un equipo por temporada, por lo que la suma de elásticas que ha defendido es extraordinaria. Incluso va más allá de lo que dice su ficha oficial: “Tengo más de 14 clubes porque a algunos fui para jugar las finales solo y por eso no los incluyo en el currículum, como una vez en Finlandia, o como un campeonato asiático con un club de Indonesia”. Le apasiona el voleibol, al que conoce muy bien: “Es muy distinto en Brasil, Europa y Argentina; Brasil mucho físico, con mucha altura de ataque, mucha fuerza y velocidad; Europa, depende mucho del país y del club; Argentina es algo muy alternado, son jugadores locales muy técnicos, muy rápidos, y los extranjeros que juegan allí son muy duros”.

Una de las ligas más potentes en la actualidad debe su dureza a que los clubes argentinos fichan “jugadores de selección que juegan la Liga Mundial”. Pero su destino ahora, tras haber ido y venido a Brasil para vivir varias etapas alternas con experiencias en varios rincones del planeta es Almería, y está encantado: “Es muy linda; yo la recuerdo de cuando vine y tengo amigos que viven aquí que hablan siempre muy bien”. Solo ha repetido a lo largo de toda su carrera en Minas Tenis para ser subcampeón de América en su segunda etapa. Cazatesoros, buscador de títulos y retos, Thiago Maciel tiene ganas de comenzar su segunda aventura en España y retomarlo por donde lo dejó, pero esta vez para llegar a ser campeón.

Con el anuncio del opuesto brasileño la plantilla ahorradora ya tiene once efectivos en una confección que ha contado, por ahora, con seis fichajes, dos de ellos sin necesidad de aclimatación al tratarse de recuperaciones de jugadores de reciente pasado blanquiverde como Jorge Almansa e Ignacio Sánchez. La lista general tiene a dos colocadores, el propio Sánchez y Rubén Lorente; dos líberos, que son Mario Ferrera y Casimiro Artés; tres centrales, con Borja Ruiz y Manuel Parres renovados y con Jean Pascal Diedhiou fichado; tres receptores, contando con Israel Rodríguez del año anterior junto al citado Almansa y a Javier Monfort; y a Maciel (1,97 metros) como ‘brazo armado’, el opuesto del nuevo proyecto verde.

Deja tu opinión