Almansa y la fina línea entre ganar y perder

El capitán de Unicaja Almería repasa el punto a punto de la final ante CV Teruel y afirma que han decidido pequeños detalles

superliga masculina de voleibol
Almansa buscando un toque de antebrazos durante la disputa de la Copa del Rey en Soria

Quizá sea lo propio de ser capitán, o simplemente es la responsabilidad, o que el que ocupa esa plaza debe tener esa responsabilidad innata, pero el caso es que Jorge Almansa va como anillo al dedo para asumir y ejecutar en mando en las filas blanquiverdes. Ha repasado mentalmente los acontecimientos recientes una gran cantidad de veces, para quedarse después en el mismo sitio: “Mis sensaciones no han cambiado, sigo pensando lo mismo, pero una vez finalizado el play off, las ideas sí son algo diferentes, peo bueno, creo que se podría haber hecho un poco más y que en esos pequeños detalles, si hubiésemos estado algo más acertados o hubiésemos sido un poco más ‘equipo’, la cosa habría resultado diferente”.

Dicho esto, está claro que no es suficiente para él llegar a donde se ha llegado, pero con matices: “No doy la temporada por buena, porque cuando llegas a dos finales y las pierdes… tanto en la Copa como en la Superliga, no hemos tenido opciones posibles, porque perdimos por 3-0 en Copa y los tres partidos en la liga, aunque sí que es verdad que el segundo y el tercero sí las tuvimos pero se nos escapan por detalles”. Lo que queda finalmente es el 3-0 del cómputo general del play off, ya que “no dejan de ser partidos que se va y se pierden, y ceder en una final en un 3-0 siempre es duro”. Lo deja bien claro: “Yo no me quedo contento por haber llegado a la final, pero tengo que reconocer que sí en una parte”.

Almansa se aferra a la lucha que se ha logrado tener contra un rival muy fuerte y lo hace principalmente para poner las bases de un mejor mañana: “Ese sí en parte lo digo porque se ha estado, se ha peleado, excepto el primer partido, ya que en el segundo y en el tercero se nos ha escapado la final por detalles, por no ser sólidos mientras que ellos, en los pequeños momentos, han sido superiores, así que solo queda felicitarles y darles la enhorabuena, y para nosotros no queda otra cosa que saber aprender, y hay que saber entrenar y mejorar, y ser más fuertes de cara al año que viene y todo lo que llegue después”. De este modo, desvela que tiene un gran interés por seguir vestido de verde y capitanear la nueva nave ahorradora.

De cualquier modo, el cartagenero lo dice abiertamente: “Yo confío en un potente nuevo proyecto de Unicaja, tengo muchas ganas de que así sea, estoy ilusionado con que se logre ser ilusionante, valga la redundancia, para Almería y la gente del voleibol en general, porque es el único equipo de Andalucía en máxima categoría, no hay otro así de importante, y tiene afición en otros lugares de España; en lo que a mí respecta, espero llegar a un acuerdo con el club y que ese acuerdo sea bueno para las dos partes; aun no hemos hablado, pero vamos a hacerlo en estos días para llegar a entendernos”. Firme en la toma de decisiones, a renunciado a ir con la Selección Española porque económicamente no se lo puede permitir.

No es algo que le guste hacer, sino todo lo contrario, como ha dejado claro en las redes sociales, en las que ha publicado su sentir al respecto junto al anuncio de la renuncia. Jorge Almansa es uno de los mejores jugadores nacionales, sin duda, y ha triunfado en Europa cuando ha vivido la aventura, siempre aferrado al trabajo como esta temporada: “He intentado pelear, luchar, darlo todo y en cada momento cualquiera que me conozca sabe que he estado este año en cada entrenamiento esforzándome al máximo para que luego en la pista se viese mi mejor nivel, y la verdad es que se ha visto un buen nivel mío pero que me voy insatisfecho porque no se ha visto refrendado con el colectivo”.

El capitán cambia sin dudarlo el éxito personal por el éxito del equipo: “No se han sacado los resultados que esperábamos y para mí lo mío se queda colgado respecto a lo colectivo, que es el que queremos todos, son los títulos, y no tanto lo individual”. Pese a ello, prefiere quedarse con lo positivo: “Con respecto al grupo me quedo con haber peleado, haber seguido trabajando incluso cuando las condiciones y los momentos no eran los más adecuados, ya que incluso cuando el equipo estaba peor, ha seguido peleando, y me quedo con eso, saber pelear y continuar incluso cuando las cosas fueron malas, luchando por intentar darle a Almería un título que hemos peleado hasta el final”.

Y es que para él, como siempre, la afición es lo primero, darse a la ciudadanía en general y a los fieles seguidores en particular, porque se merecen todo: “La afición ha estado bien, como siempre, ha estado todo el tiempo con nosotros; en los play off ha estado mucha gente, que es lo normal en esos momentos, pero durante todo el año ha habido 600 personas que han estado con nosotros siempre y eso da gusto, que están tanto en las buenas como en las malas, cuando hemos perdido, y por eso les debemos muchas cosas y esperamos en los años próximos que ganemos títulos para que estén contentos”. Es el compromiso de un capitán de los que realmente lo son las 24 horas del día.

Deja tu opinión