La Universidad de Almería es cosa de niños si de enseñar a moverse contra el sedentarismo se trata

Casi dos centenares de alumnos de Infantil y Primaria participan en las sextas jornadas de concienciación de la UAL

universidad de almeria contra el sedentarismo
El pabellón del campus universitario de La Cañada se llenó de niños y de alegría en la práctica deportiva desde la infancia

La universidad está dentro de la sociedad y una vez más lo ha demostrado asumiendo la responsabilidad de ayudar a la educación de los más pequeños. Fueron 180 niños y niñas los que salieron del campus con la lección bien aprendida en contra del sedentarismo. Todos ellos participaron en las jornadas “Muévete, cuídate, juega y conoce tu Facultad de Educación”, que alcanzaron la sexta edición cumpliendo con sus varios objetivos. Los datos hablan de riesgo alto de obesidad infantil, y el mejor modo de combatirla es la activación.

En ese sentido, los que en unos años serán formadores en los centros educativos de la provincia o de fuera de ella tuvieron una práctica muy interesante de lo que será su trabajo, y además se logró que la UAL sea una promotora de la cultura del deporte y la salud. La decana de la Facultad de Educación, Isabel María Mercader, explicó las metas logradas: “crear un clima de deporte, ocio y creatividad y realizar actividades saludables como parte fundamental de la formación que queremos dar a nuestro alumnado”.

Toda la mañana del lunes hubo juegos y actividades propuestos y desarrollados por los estudiantes de Educación, que trabajaron con niño y niñas de los grados de Infantil y Primaria del colegio La Salle. Se hizo sobre contenidos en distintas materias transversales, como la educación física, la salud, la alimentación, la igualdad de género y el cuidado del medio ambiente y, en especial, las emociones, como destacó la profesora Irena Hernández: “el alumnado ha querido que las emociones tengan un papel fundamental”.

La también coordinadora de las jornadas, integrante del Área de Educación Física y Deportiva de la Facultad, terminó muy satisfecha con el desarrollo de la actividad en el pabellón de deportes de la UAL. Sus estudiantes de Educación representaban la ira, la alegría, el miedo o la tristeza realizando dinámicas y actividades sobre la expresión de las emociones, ello entre acciones muy variadas como escalada, malabares, gimnasia, piscina de bolas, equilibrio, gol por la educación, globoflexia, pintura de caras o expresión corporal.

Cabe recordar que el sedentarismo y la falta de actividad física influye de manera relevante en el desarrollo de múltiples enfermedades, así como que la actividad física tiene un efecto preventivo y terapéutico. La actividad física durante la infancia puede reducir la aparición prematura de enfermedades cardiovasculares en la edad adulta. A ello se suma que una persona que es activa desde edades tempranas es más probable que mantenga esa actividad a lo largo de toda su vida. Hay que reducir las conductas de ocio sedentario.

Deja tu opinión