Ken Wills no dice ‘no’ a la cima de la clasificación

Presentado el nuevo entrenador de Unión Rugby Almería, que llega de Nueva Zelanda con un currículum extraordinario

rugby almeria division de honor b
Simbólica entrega de testigo de Pablo Jiménez a Ken Wills, en este caso un jamón de Lamarca, principal patrocinador

Si el interés se mide en titulares, varios dejó la puesta de largo del que es nuevo entrenador unionista. Ken Wills lanzó la pregunta de “por qué no Primera División”, Miguel Palanca afirmó que se estaba ante algo “histórico porque antes nunca se había fichado un míster de fuera y no ha habido jamás en Almería ninguno con el currículum que presenta el neozelandés, en ningún deporte”. En cuanto a Pablo Jímenez, ahora ‘solo’ director deportivo, tiene la impresión de que “está en el principio de algo grande”, algo en lo que estará Lamarca, que según Antonio Lorente ha encontrado en URA “el canal perfecto para devolverle a la sociedad lo que aporta de su economía a esta empresa”.

Todos ellos se sentaron en la misma mesa junto a Manolo Ortiz, centro del primer equipo, quien dejó de ser traductor unos minutos para hablar del plantel cruzado, de su ilusión, y para ser tajante: “Nosotros hablamos rugby, y no hay ningún problema para hacernos entender”. El caso es que el entrenamiento de la noche previa, la del jueves, fue magnífico y provocó que saltara la chispa en el protagonista, un Ken Wills que supone un lujo para Almería y para el rugby español: “Estoy encantado de estar aquí, deseando que tengamos muy buenos resultados y estoy seguro de que vamos a hacer una buena temporada; iremos mejorando semana a semana y el último entrenamiento me ha ilusionado”.

Cada año se hace más ‘caro’ tener un puesto en el equipo, y los jugadores que por ahora tiene a su disposición están luchando por ello: “El rugby es un deporte de habilidad y conocimiento; he estado viendo partidos del año pasado y hay margen de mejora, pero se irá poco a poco; anoche –por el jueves- subió la intensidad, y quiero hacerles entender a los chicos que el juego es de 80 minutos y que no hay pasajeros, que del 1 al 15 tienen que estar trabajando todos por el equipo; lo que hace falta es que esa energía se meta en el campo y que entiendan las fortalezas que tenemos”. Ha elegido Almería por lo que le comentó el australiano Tom Armstrong, de vuelta a su país este año.

Apuesta decidida

Wills no puede ser de otro modo que no sea ambicioso visto su recorrido por el mundo rugbier, con un campeonato de la liga australiana por ejemplo, así que exprimirá los recursos para buscar un sueño: “Somos un club pequeño, sí, pero si tenemos ganas de trabajar… ¿por qué no vamos a estar en la parte alta?, me gusta ser de la parte alta, y después de la primera semana aquí han subido mis expectativas; ¿por qué no División de Honor?”. La parte más ‘fea’ de poner al día al neozelandés respecto a los rivales la ocupa Pablo Jiménez, el ‘utility back’ del club: “Sigo haciendo todo menos entrenar al primer equipo; estamos muy contentos con Wills y tenemos grandes expectativas esta temporada”.

Jiménez, que protagonizó el ascenso y la doble permanencia, entiende que de verdad se está “en el principio de algo grande”, y recibió de entrada un gran reconocimiento por parte de Miguel Palanca, presidente de URA: “Estamos ante un acontecimiento histórico al presentar al primer entrenador de fuera, una función que ha hecho la gente de la casa francamente bien, pero el crecimiento de la estructura del club, la cantera con las escuelas por toda la provincia y todo lo demás relativo al crecimiento hacen que Pablo recupere esa labor que tenía más apartada”. Sobre Ken, “es un profesional de este deporte que tiene un currículum realmente alucinante y para Almería es un lujo”.

Habló el mandatario unionista de ir a mucho más: “Haremos que se sienta como en casa y aprenderemos muchísimo de él para seguir creciendo y hacer de URA un proyecto de muy larga duración”. La metodología neozelandesa de entrenamiento se aplicará en pirámide por todos los equipos del club, ya que se tiene previsto que Ken Wills participe de la planificación de entrenamientos de cantera y pueda ofrecer clinics específicos por la provincia de Almería. Una eminencia del rugby internacional es otro motivo más para el apoyo al “único club de Andalucía que hace integración real; no apartamos a los niños por su neurodiversidad, sino que jugamos con ellos, todos juntos”.

Juan Rojas

Palanca fue rotundo ante la pregunta sobre las obras de la que será la casa del rugby en Almería: “Tengo que ser franco, vamos mal, hemos montado una estructura enorme con arreglo a una expectativas que se están cumpliendo; venimos del segundo mundial de rugby inclusivo en Vitoria, cuya selección ganadora ha sido la de Argentina, despedida por el presidente de la República antes de viajar a España, y la presentación la hizo el máximo responsable del Consejo Superior de Deportes; a eso unimos que somos los únicos como club en toda Andalucía que hacemos inclusión de verdad, y no tenemos garantizado que ese equipo tenga un sitio en el que haga sus entrenamientos”.

Recordó el presidente que “no hay manera de hacer una pretemporada digna por falta de instalaciones, compitiendo en desigualdad de condiciones con los demás rivales de División de Honor B”. A la buena respuesta de intenciones quiere que se una la capacidad de hacerlas realidad: “Estamos de verdad muy agradecidos al Ayuntamiento por coger el guante pero parece la fábula del palo con la zanahoria, y de tres meses en tres meses; tenemos la absoluta certeza de que se va a terminar, pero falta voluntad de no tener cerca de 500 personas que en dos semanas no sabemos dónde van a entrenar, posiblemente en el Campra las categorías inferiores, en medio campo 150 niños hasta 14 años”.

La masificación llevará a “5 o 6 equipos a entrenar en el mismo campo, pero como esta ciudad y este país ha demostrado, cuando se quiere hacer algo, se hace, como el recinto de conciertos en dos meses como ejemplo cercano para David Bisbal, del que estamos encantados”. Palanca lanzó la pregunta: “¿Es posible imaginar que la UD Almería no inicie la pretemporada porque no tiene campo?, esto es un equipo que está en segunda división, partiéndonos el riñón para sacar esto adelante, haciéndolo igual o mejor que nadie, practicando el deporte desde el respeto y la educación, y no sabemos cómo van las obras y el problema es dónde ubicar a URA Clan, repito, equipo único en Andalucía”.

Miguel Palanca recordó que “no se le puede decir a la Federación Española que pare, que Unión Rugby Almería empieza la liga en enero”, y que “como ciudadanos y contribuyentes, las administraciones públicas deben de tener la capacidad necesaria y suficiente para gestionar los recursos públicos y ejecutarlos dentro del presupuesto en el que se han comprometido a hacerlo”. La línea reivindicativa la siguió Antonio Lorente en representación de Lamarca, patrocinador principal por convicción, y que pidió al nuevo gerente de su marca que URA no se tocaba pese a la tabla rasa y la pausa en patrocinios deportivos de la empresa: “Es de nuestra familia, un proyecto único y no se toca”.

Lorente fue muy claro: “La parte de la sociedad que aporta su economía a Lamarca tiene que recibir lo que Lamarca devuelve a la sociedad, y hemos encontrado en URA el canal perfecto; no somos ejemplo como empresa, pero URA sí es el ejemplo para toda la sociedad, y URA le aporta a Lamarca orgullo, nos sentimos orgullos de estar aquí, con un presupuesto que es cero pero también ilimitado; es prudente, sencilla, algo sin precedentes, como es familias enteras involucradas personalmente, y para Lamarca es un privilegio poder estar en la camiseta, pero estamos de paso, estamos deseando que llegue alguien a suplirnos con un talón, una empresa que quiera esos valores”.

Fue más allá incluso al pedir a los integrantes del club “que hagan una memoria recogiendo cómo lo han hecho, el equipo humano y deportivo, un club de sangre como han conseguido”. Lorente conoce muy de cerca la experiencia de ser URA: “A cualquier niño con alguna singularidad se le trata con cariño, no es un proyecto deportivo, es una familia”. Por eso, se suma a la petición a las empresas y también a las administraciones públicas: “Me siento defraudado porque los agravios comparativos son malos, y hago un llamamiento para que las personas que tienen el poder, ya sea en Ayuntamiento, Diputación o Junta, valoren lo que está haciendo Unión Rugby Almería”.

Deja tu opinión